Arrestaron en Italia a la joven capitana del barco con 42 migrantes a bordo

La capitana, al ser arrestada
La capitana, al ser arrestada Fuente: Reuters
(0)
28 de junio de 2019  • 23:01

LAMPEDUSA.- La capitana de la nave Sea-Watch, la alemana Carola Rackete, fue arrestada hoy por la Guardia de Finanzas de Italia cuando intentó ingresar al puerto de Lampedusa con su barco con 42 migrantes a bordo.

Rackete está acusada de violar el Artículo 1100 del Código de Navegación: resistencia o violencia contra nave de guerra, que prevé una pena de 3 a 10 años de reclusión.

"El capitán u oficial de la nave que comete actos de resistencia o violencia contra una nave de guerra nacional es castigado con la reclusión de 3 a 10 años. La pena para aquellos que cooperan en el delito se reduce de un tercio a la mitad", sostiene el texto del Artículo 1100 del Código de Navegación.

Se prevé que todos los migrantes ilegales serán desembarcados también en el puerto. Las autoridades italianas habían autorizado en principio el desembarco de dos de los 42 migrantes que viajan a bordo de este buque por una "emergencia médica".

"En este momento el Sea-Watch está entrando en el puerto de Lampedusa. Han pasado casi 60 horas desde que declaramos el estado de emergencia. Nadie escuchó. Nadie asumió la responsabilidad. Una vez más, depende de nosotros, de la capitana Carola Rackete y su tripulación, llevar a las más de 40 personas que hay a bordo a un lugar seguro", señaló la organización Sea-Watch a través de la red social Twitter.

La presidenta de esta institución, Johannes Bayer, destacó que están "muy orgullosos" de su capitana. "Ella hizo lo correcto. Defendió la ley del mar y llevó a la gente a un lugar seguro", añadió.

Sea-Watch rescató el 12 de junio a 53 personas en aguas internacionales frente a las costas de Libia. Hasta ahora, Italia solo había permitido el desembarco de once de ellas, pero a última hora del jueves autorizó dos nuevas evacuaciones, las de un migrante que sufría fuertes dolores y su hermano.

La ONG recibió hoy nuevas críticas por parte del ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, artífice de la política de "puertos cerrados". El líder de la Liga se refirió de nuevo al tema en una entrevista televisada en la que acusó a Sea-Watch de "crear una polémica política a costa de 42 personas".

En este sentido, sostuvo que, si por él fuera, el barco quedaría bloqueado, la tripulación sería expulsada y los migrantes, evacuados a otros países europeos. Además insistió en su política en contra de las ONG aludiendo a la "tendencia positiva" en el número de muertes y llegadas de migrantes.

En lo que va de año, murieron en la zona central del Mediterráneo más de 340 migrantes y refugiados, según un reciente balance de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Agencia DPA

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.