Ataque terrorista en Túnez: al menos 22 muertos en un museo

Dos hombres armados entraron con rifles kalashnikov al museo del Bardo, tomaron varios rehenes y luego abrieron fuego; la mayoría de las víctimas eran turistas extranjeros; hay 42 heridos; los dos agresores fueron abatidos
(0)
18 de marzo de 2015  • 16:20

TÚNEZ.- Al menos 22 personas, la mayoría extranjeras, murieron hoy en un ataque perpetrado por al menos dos hombres armados con kalashnikov contra el museo del Bardo en Túnez, y dos agresores fueron abatidos, según confirmó el premier tunecino, Habib Essid.

"Son 22 los muertos de los cuales diez eran turistas de nacionalidades sudafricana, polaca, italiana, alemana y española", dijo el primer ministro en rueda de prensa, que agregó que también había un ciudadano y un policía tunecino entre las víctimas. Además, 42 personas resultaron heridas, entre ellas 22 turistas.

Durante la operación fueron abatidos también dos de los asaltantes, pero otros dos o tres podrían haberse dado a la fuga, según Essid.

"No tendremos ninguna piedad contra quien amenaza el país -dijo-. Lamentamos que muchos son envidiosos de los resultados que alcanzó Túnez en esta fase de transición", indicó, después de que terminara la toma de rehenes en el museo tras un amplio operativo de seguridad.

Los asaltantes intentaron primero atacar, vestidos con uniformes militares, el Parlamento de Túnez y tras un tiroteo se refugiaron en el museo del Bardo, donde ocurrió la tragedia.

La guardia de Seguridad de la Cámara se dio cuenta de que los uniformados no llevaban armas reglamentarias y, al pedirles que se detuvieran, se desató un tiroteo durante el cual los presuntos asaltantes lograron huir hacia el museo, uno de los más importantes de Túnez, según las fuentes.

En el momento del intento de asalto, había varias comisiones parlamentarias reunidas, en particular la de Justicia, con el titular del Ministerio a la cabeza, informaron fuentes parlamentarias.

Todos los diputados y otras personas que se encontraban en el interior del edificio han sido evacuados a una misma sala, mientras las Fuerzas de Seguridad y el Ejército han puesto en marcha el dispositivo de alerta máxima de lucha contra el terrorismo.

Actividad jihadista

Túnez ha sido escenario en las últimas semanas de un repunte de la actividad jihadista en la región de Kasserine, en la frontera oeste con Argelia, zona montañosa que utilizan como bastión radicales locales y también otros procedentes del país vecino y otros estados de la zona como Mali, Marruecos o Mauritania.

Desde 2012, decenas de guardias nacionales tunecinos han muerto o han resultado heridos en combates o causa de atentados y emboscadas islamistas en Mont Chambi, escenario el pasado julio del peor ataque islamista sufrido por las fuerzas tunecinas, que causó 15 muertos.

A mediados de febrero, cuatro agentes de la Guardia Nacional de Túnez murieron en un ataque de presuntos jihadistas en la región de Kaserine, considerada uno de los feudos de células islamistas radicales afines al grupo Al-Qaeda en el Magreb Islamico (AQMI) y a la rama norteafricana del Estado Islámico (EI).

Ese ataque fue reivindicado por "Falamage Okba bin Nafa", considerado uno de los tentáculos de AQMI a lo largo de la endeble frontera entre Túnez y Argelia.

La fragilidad de las fronteras con Argelia y Libia es una de las principales preocupaciones del primer Gobierno pos-transición de Túnez, que ha visto como el jihadismo ha crecido en el país en los últimos años, al abrigo de la incertidumbre política y de la guerra civil libia.

Un precario sistema educativo, unido al alto índice de paro y la falta de esperanzas en una sociedad atrapada por la crisis económica han hecho, además, que las tesis de los radicales islámicos hayan comenzado a calar en una nación conocida tradicionalmente por su modernidad y laicismo.

En la actualidad, Túnez es uno de los países que más nacionales aporta a las filas del EI, con más de 300 tunecinos emigrados a Siria e Irak para unirse a la lucha de Abu Bakr al-Bagdadi.

Condena y condolencias argentinas

El gobierno argentino condena enfáticamente el ataque terrorista ocurrido en la capital de la República de Túnez, en el Museo del Bardo, en el que perdieron la vida ciudadanos tunecinos y turistas de diversas nacionalidades.

Argentina hace llegar sus condolencias y expresa su solidaridad con el gobierno y pueblo tunecino, así como con todos los países con nacionales entre las víctimas.

Argentina reitera su inalterable compromiso con la paz y la lucha contra el terrorismo en todas sus formas, así como la firme voluntad y decisión política de continuar fortaleciendo los mecanismos de cooperación internacional, en plena observancia de las leyes y de los derechos humanos, como el único camino de las sociedades democráticas para afrontar este flagelo.

Agencias ANSA, EFE, DPA y AFP

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.