Jornada crucial en España: aprobó la Cámara de Diputados el controvertido proyecto. Avanza la ley de memoria histórica