Boko Haram negó un alto el fuego y dijo que casó a las 200 chicas secuestradas

El grupo extremista islámico desmintió al gobierno de Nigeria que había dicho que llegaron a un acuerdo; además, dijo que las niñas “no van a volver” y que se convirtieron al Islam
(0)
1 de noviembre de 2014  • 10:47

En un nuevo video difundido el viernes por la noche, Abubakar Shekau, el supuesto líder del grupo extremista islámico Boko Haram , acabó con las esperanzas de un intercambio de prisioneros para conseguir la liberación de las niñas: "El tema de las niñas está en el olvido porque hace mucho tiempo que las casé'', dijo riendo.

"En esta guerra, no hay marcha atrás'', dijo en el video, recibido por la Associated Press de la misma forma que los mensajes anteriores.

Al mismo tiempo Shekau aseguró que no conoce a Danladi Adamu, el supuesto representante de Boko Haram que habría negociado con el gobierno: "No conocemos a ese impostor llamado Danladi Adamu, nunca le pedimos que hablase en nuestro nombre, porque esta guerra no tiene marcha atrás", afirmó Shekau.

El jefe del Estado Mayor de Defensa de Nigeria, el mariscal jefe del Aire Alex Badeh, anunció el 17 de octubre que Boko Haram había acordado un alto el fuego para poner fin a cinco años de insurgencia en los que han muerto miles de personas y otros cientos de miles tuvieron que abandonar sus casas en el noreste del país.

Pero los ataques y secuestros han continuado. Los extremistas tomaron esta semana Mubi, una localidad de más de 200.000 habitantes. Los enfrentamientos continuaron también el viernes en Vimtin, la localidad cercana de la que es natural Badeh. Este viernes también hubo un atentado en una estación de autobuses provocó la muerte de 30 personas en la ciudad de Gombe, en el noreste.

Shekau anunció en agosto que Boko Haram quería establecer un califato islamista, en línea con el del grupo Estado Islámico (EI) en Siria e Irak, y los residentes huidos han informado que cientos de personas están siendo detenidas por infracciones de la estricta versión de los extremistas de la ley islámica sharia impuesta en varias localidades y aldeas bajo su control.

El secuestro de 276 escolares en un internado de la remota ciudad nororiental de Chibok en abril inició una campaña internacional para su liberación y críticas al gobierno nigeriano por no actuar con rapidez para liberarlas. Docenas de niñas escaparon por sus propios medios en los primeros días, pero 219 todavía siguen desaparecidas.

Informaciones no confirmadas indicaban que las niñas habían sido repartidas en varios grupos y que algunas podrían haber cruzado la frontera a Camerún y Chad.

El gobierno dijo en su momento que negoció con dos líderes de Boko Haram en Chad, en conversaciones auspiciadas por el presidente Idriss Deby, y que confiaba en que las niñas fuesen liberadas pronto. Pero Boko Haram tiene muchas facciones.

Agencias AP y DPA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.