Bolivia: Evo Morales convoca al diálogo pero dos de los tres mayores partidos opositores lo rechazan

Evo Morales, el presidente de Bolivia, atraviesa la mayor protesta desde que asumió en el poder hace casi 14 años
Evo Morales, el presidente de Bolivia, atraviesa la mayor protesta desde que asumió en el poder hace casi 14 años Crédito: Europa Press
(0)
9 de noviembre de 2019  • 15:08

LA PAZ.- El presidente de Bolivia, Evo Morales, convocó hoy a un diálogo a los partidos políticos que ganaron escaños en el Congreso en los comicios del 20 de octubre, pero no a los comités cívicos que impulsan las protestas para que renuncie.

"Convoco al diálogo a los partidos que han obtenido asambleistas en las últimas elecciones nacionales, son cuatro partidos", dijo Morales en un mensaje a la Nación, en el que pidió también a los policías que acaben sus motines y retomen las labores de preservar la seguridad.

Morales no incluyó en su propuesta de diálogo a los comités cívicos, encabezados por Luis Fernando Camacho (de la región oriental de Santa Cruz), promotores de las multitudinarias protestas y paros para que renuncie, tras los polémicos comicios que le dieron la reelección.

Sin embargo, dos de las tres fuerzas opositoras que obtuvieron representación parlamentaria en las últimas elecciones generales en Bolivia rechazaron la invitación a un diálogo.

El expresidente Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC), afirmó que no tiene nada que dialogar con el jefe del Estado y subrayó que "le toca hoy al señor Evo Morales tomar una decisión, le toca escoger el camino para dejar el Gobierno".

La invitación al diálogo también fue rechazada por el senador Oscar Ortiz, de Bolivia Dice No (BDN). "No vamos a participar en ese diálogo: este no es un problema solo de partidos, no es solo un conflicto entre políticos, hay una ciudadanía movilizada que clama por nuevas elecciones y eso no se puede obviar", sostuvo Ortiz.

La oposición denuncia fraude en los comicios, por lo que exige la renuncia de Morales, la anulación de los comicios y la convocatoria a nuevas elecciones.

"Convoco con una agenda abierta para pacificar Bolivia. Convoco de manera urgente, inmediata, después de esta rueda de prensa", dijo Morales hoy.

"Esperamos ser escuchados", indicó el presidente izquierdista indígena, quien invitó a organismos internacionales, como la ONU y OEA, y a las iglesias a acompañar este diálogo.

También pidió a los policías que terminen sus motines, desatados el viernes, y retomen sus labores de preservación del orden público.

Morales, en el poder desde 2006, insistió en que está en curso "un golpe de Estado por grupos violentos, por grupos antidemocráticos que no respetan la democracia, que no respetan los resultados de las últimas elecciones nacionales y sobre todo no respetan la paz social".

El diálogo convocado por Morales incluye a su propio partido, el Movimiento al Socialismo, y a los opositores Comunidad Ciudadana, Bolivia Dijo No y al Partido Demócrata Cristiano, que han sido sobrepasados por la acción de los comités cívicos tras los comicios.

Motines y protestas

Bolivia está hoy bajo tensión máxima, con una convocatoria del partido gobernante a ocupar las calles de La Paz para defender la reelección del presidente Morales, mientras se extendían los motines policiales que estallaron en la víspera.

Los motines comenzaron el viernes en la tarde en las fuerzas especiales (UTOP) de la policía en la ciudad central de Cochabamba y se expandieron inicialmente a los comandos de la policía de Sucre (sur, la capital de Bolivia) y Santa Cruz, la rica región del oriente del país y bastión opositor.

Durante la noche del viernes al sábado la rebelión de los agentes se extendió a las demás regiones (son nueve), salvo La Paz y Pando (norte, en la frontera con Brasil y Perú), según medios locales.

Los motines policiales se desataron mientras la oposición estaba en las calles exigiendo la renuncia de Morales tras su reelección para un cuarto mandato en los cuestionados comicios del 20 de octubre. El mandatario respondió denunciando un golpe de estado "en marcha".

Renuncia un gobernador, dos alcaldes y un senador de Morales

Un gobernador, dos alcaldes de capitales y un senador electo, todos pertenecientes al partido de Morales, renunciaron hoy a esos cargos y uno de ellos anunció que se sumaría en La Paz a las protestas contra el mandatario.

El alcalde de Potosí, Williams Cervantes, hizo pública su decisión antes del mediodía y el gobernador del departamento homónimo, Juan Carlos Cejas, lo hizo un par de horas después, según el diario paceño Página Siete.

Más tarde anunciaron decisiones similares Iván Arciénega, alcalde de Sucre, la capital del departamento Chuquisaca y capital judicial del país, y Orlando Careaga, senador electo por Potosí.

"Hemos escuchado el llamado del pueblo potosino, de los vecinos, somos una ciudad de paz; nos ha dolido mucho el atropello que ha sufrido el pueblo", afirmó Cervantes.

Cejas, en cambio, explicó que dimitía con el objeto de "pacificar Potosí" y por su seguridad y la de sus familiares.

"No queremos ver enfrentamientos en Potosí, pero también reitero que es para proteger a mi familia, mi familia es más valiosa para mí, tengo una tía, mis hijos, mis sobrinos", dijo Cejas a la radio Kollasuyo.

"Hago conocer mi renuncia irrevocable al cargo de alcalde por una solución pacífica al conflicto que vive el país", afirmó Arciénega en una breve misiva divulgada por medios y redes sociales, en la que pidió "que se restablezca la democracia, el orden constitucional y los plenos derechos de la gente".

En un video publicado en YouTube, Careaga fundó su dimisión en el propósito de "evitar derramamiento de sangre, preservar la vida humana y pacificar el país".

Con información de las agencias AFP y Télam

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.