Bolsonaro ordena iniciar en el Estado una “limpieza ideológica”

El ultraderechista pretende depurar la administración pública de empleados que no estén en sintonía con su gobierno
El ultraderechista pretende depurar la administración pública de empleados que no estén en sintonía con su gobierno Fuente: AFP
Alberto Armendáriz
(0)
4 de enero de 2019  

RÍO DE JANEIRO.– Niegan que se trate de una "caza de brujas" y prefieren llamarla "limpieza ideológica" pese a las críticas de líderes de izquierda. Dispuesto a aplicar sin trabas internas su programa económico liberal y su agenda social conservadora, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro , dio ayer la orden de depurar la administración pública de empleados izquierdistas que no comulguen con los planes del flamante gobierno ultraderechista.

"La sociedad brasileña decidió por mayoría decir basta a las ideas socialistas y comunistas que por 30 años nos llevaron a este caos que hoy vivimos de desempleo, desestructuración del Estado, de la inseguridad, de las familias, de malas prestaciones de salud, y de escuelas que en vez de educar adoctrinan", afirmó el jefe de gabinete, Onyx Lorenzoni, en referencia al período que se inició con la redemocratización del país.

Tan solo el día anterior, el propio Lorenzoni había resaltado que la marca de esta nueva administración sería "dialogar, dialogar y dialogar" con quienes tienen posturas diferentes. Pero esa actitud no parece incluir desde el vamos a los simpatizantes de la izquierda, encabezados por el Partido de los Trabajadores (PT), puesto que entre las nuevas autoridades ya se habla de un proceso de "despetizar" el Estado, que durante casi 13 años (2003-2016) administraron los presidentes Luiz Inacio Lula da Silva y Dilma Rousseff .

Lorenzoni respondió que no se trata de una "caza de brujas" y fue por eso que decidió echar a los cerca de 300 empleados públicos vinculados a la Jefatura de Gabinete de un plumazo. Eso sí, luego de entrevistas personales y un análisis "técnico" se podrá volver a contratar a aquellos que estén en sintonía con el proyecto del gobierno.

"Es la única manera de gobernar con nuestras ideas, nuestros conceptos –explicó el jefe de gabinete–. No tiene ningún sentido que mantengamos en un gobierno con un perfil como el nuestro a personas que defienden otra lógica, otro sistema político, otra organización de la sociedad. Estamos teniendo el coraje de hacer lo que tal vez le haya faltado al gobierno saliente: limpiar la casa desde el comienzo", agregó en alusión a la gestión de Michel Temer , que asumió el poder en 2016, tras el impeachment a Rousseff.

Las indicaciones fueron dadas por Bolsonaro a sus 22 ministros en la primera reunión del Gabinete, en el Palacio del Planalto. Allí también les pidió que pasen un "peine fino" sobre sus carteras para deshacerse de gastos innecesarios en sus estructuras físicas.

Como primera medida, se solicitó realizar un inventario de todos los inmuebles de cada ministerio –se calcula que en total son más de 700.000–, que generan enormes costos de mantenimiento.

La actitud del nuevo gobierno fue duramente criticada por la presidenta del PT, la senadora Gleisi Hoffmann, tras visitar en prisión al expresidente Lula da Silva.

"Ellos que dicen que no son ideológicos y que quieren acabar con la ideología están llevando la ideología de la extrema derecha para el centro del Palacio del Planalto", señaló. Para la senadora, el intenso debate sobre la ideología es una cortina de humo que busca esconder la falta de preparación del equipo de Bolsonaro.

En otro orden, Bolsonaro dijo en una entrevista ayer que está abierto a discutir la posibilidad de albergar una base militar de Estados Unidos en el país y que a Brasil debería preocuparle los vínculos rusos con la "dictadura" de Venezuela.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.