China amplía la censura a Google

Reforzó su control sobre Internet después de que la empresa anunció que utilizará un servidor en Hong Kong
(0)
24 de marzo de 2010  

PEKIN.– Enfurecido, el gobierno de China respondió ayer al desafío de Google y se aseguró de que su férreo control de Internet permaneciera intacto, un día después de que el gigante informático norteamericano anunciara que dejaría de censurar los resultados de la versión china de su popular buscador.

Las autoridades de Pekín consideran que Google violó una "promesa escrita" al dejar de censurar su motor de búsqueda, pero descartaron que el litigio tenga consecuencias en las ya tensas relaciones entre China y Estados Unidos.

"No creo que esto tenga influencia en las relaciones [bilaterales], a menos que algunos quieran politizar" el tema, declaró ayer el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Qin Gang. "Si usted vincula esto a las relaciones entre China y Estados Unidos, o lo politiza, o incluso si lo relaciona con la imagen internacional de China, será una mera exageración", agregó.

Google anunció anteayer que ya no censuraría los resultados de su buscador online chino google.cn, y que remitiría los resultados de las búsquedas de los internautas a un sitio no censurado en Hong Kong.

La decisión fue anunciada después de dos meses de tensiones provocadas por la denuncia de Google de ataques cibernéticos coordinados contra las cuentas de correo electrónico de disidentes chinos. La empresa había advertido, incluso, que podía abandonar el país.

Sin embargo, Google dijo ayer que la situación era "normal" y que "los negocios continúan como siempre" en su cuartel general de China, mientras se registraba un furioso debate en la Web entre los defensores chinos de la libertad de expresión y los nacionalistas, que denunciaban la injerencia extranjera.

"China es a partir de ahora el tercer país del mundo en no tener Google, después de Irán y de Corea del Norte", lamentaba ayer un internauta chino. "Google tiene vínculos con los servicios de inteligencia estadounidenses", respondía otro, retomando las acusaciones hechas por la agencia de noticias oficial Xinhua durante el fin de semana.

La decisión de Google no parece haber burlado hasta el momento la censura. Las búsquedas de temas como "Falun Gong" y "4 de junio" –referidas, respectivamente, a un movimiento religioso prohibido y a las protestas de 1989 en la plaza Tiananmen de Pekín– realizadas desde el continente finalizaban con el siguiente mensaje: "Internet Explorer no puede mostrar esta página".

Otros sitios relacionados con temas sensibles, como el Tíbet o Amnistía Internacional, también estaban bloqueados y eran inaccesibles desde Pekín, pese a ser dirigidos hacia el servidor de Hong Kong.

Las mismas búsquedas efectuadas desde computadoras en Hong Kong en el sitio google.com.hk permitían acceder a esas páginas, lo que sugiere que China consigue controlar la consulta de contenidos desde el continente. La ex colonia británica de Hong Kong fue restituida a China en 1997, pero goza de un estatuto administrativo especial y no censura Internet.

Qin insistió ayer en que China "administra la red de Internet de acuerdo con la ley y las prácticas internacionales", y que la red informática en el país "está completamente abierta", pero que al mismo tiempo las autoridades "han de limitar cualquier contenido que dañe la seguridad nacional o los intereses sociales".

Google dejó desde la madrugada de ayer de utilizar el filtro que aceptó usar hace cuatro años como condición para poder estar en el mercado chino, el mayor del mundo con casi 400 millones de internautas. La aplicación de esas restricciones le había valido muchas críticas de ONG defensoras de los derechos humanos, que acusaban a la compañía de plegarse a la censura de un país sin libertad de expresión como China.

Pese a que los ingresos provenientes de China son marginales por ahora para Google, la pérdida de potenciales beneficios a largo plazo preocupa a los inversores de la compañía.

Firmeza

Mientras que en Occidente Google suele concentrar cuotas de hasta el 75% de las búsquedas totales en la red, en China es menos popular, y sólo tiene un 30% del mercado, dominado por el buscador online local Baidu (60%).

Algunos analistas consideran que el trato más firme que China les está imponiendo a algunas empresas occidentales es una consecuencia directa de su espectacular crecimiento económico de los últimos años. En otras palabras, el gobierno chino ya no necesita tanto las inversiones occidentales como años atrás.

Este tema ha sido uno de varios que han contribuido a un franco deterioro de las relaciones entre China y Estados Unidos, pese a que la Casa Blanca ayer lo negaba.

"La relación entre Estados Unidos y China es lo suficientemente madura como para soportar diferencias", dijo el vocero del Consejo Nacional de Seguridad, Mike Hammer, pocas horas antes de que China anunciara que las próximas conversaciones estratégicas a alto nivel con Washington tendrían lugar a fines de mayo.

Esta negociación será el encuentro más importante entre ambas partes desde que las relaciones se enfriaron a principios de este año.

Los litigios se acumulan: las ventas de armas norteamericanas a Taiwan (la isla nacionalista considerada por China como una provincia rebelde), el valor del yuan (subvalorado, según Estados Unidos), la visita a la Casa Blanca del Dalai Lama y la libertad en Internet.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.