China da marcha atrás en una censura de contenidos gay

Por las críticas, levantó un bloqueo en la red social más popular del país, que es fuertemente controlada por el régimen
(0)
17 de abril de 2018  

PEKÍN (AP).- Weibo, una de las redes sociales más importantes de China ya no censurará el contenido gay, tras recibir una oleada de críticas por la prohibición.

Durante el fin de semana, Weibo.com se inundó de mensajes con las etiquetas #SoyGay y #SoyGayNoUnPervertido después de que la plataforma de microblogs dijo que las caricaturas y videos cortos de contenido pornográfico, violento u homosexual serían investigados durante un período de tres meses.

La plataforma, similar a Twitter, cuenta con 400 millones de usuarios activos mensuales. Permite publicar mensajes cortos, fotos, videos o links, y comentarlos.

Weibo, cuyas acciones cayeron el viernes en el Nasdaq, enmendó su anuncio ayer diciendo que "esta limpieza de juegos y caricaturas ya no tendrá como objetivo el contenido homosexual". Un vocero de la empresa rechazó ofrecer más detalles.

Indicó que, en lugar de ello, la investigación se "enfocará principalmente en el material pornográfico y violento". La empresa agradeció "a todos por sus discusiones y sugerencias".

La empresa dijo anteriormente que estaba actuando en cumplimiento de las leyes de seguridad digital de China. La Administración del Ciberespacio de China, el regulador de Internet, no comentó al respecto.

Los reguladores en el país asiático han aumentado el control sobre los microblogs en los últimos meses, ordenando a operadores como Weibo establecer un mecanismo para eliminar información falsa después de criticarlo por permitir que se propague material prohibido.

Fue la más reciente de las nuevas medidas impuestas por el gobierno del presidente Xi Jinping para reforzar el control sobre lo que el público puede ver y decir en línea mientras aún intenta cosechar los beneficios económicos del uso de Internet.

China despenalizó la homosexualidad en 1997, pero fue en 2001 cuando la retiró de la lista de enfermedades mentales. Sin embargo, los homosexuales siguen siendo objeto de actitudes discriminatorias.

Pocos chinos tienen objeciones religiosas con respecto a la homosexualidad, pero la preferencia de la conservadora sociedad por el matrimonio y la maternidad ha generado barreras a la comunidad LGBT.

Tras el anuncio inicial de Weibo el viernes, surgieron hashtags en apoyo de los derechos gay, y muchos comparten sus propias experiencias como personas de la comunidad LGBT o como padres de uno.

Hua Zile, el fundador de Voz de LGBT China, la primera cuenta de Weibo con el tema LGBT, dijo que estaba alentado por la indignación contra el plan de censura del sitio.

"La respuesta muestra que las personas LGBT en China lentamente nos damos cuenta de nuestros derechos", dijo Hua. "Las personas homosexuales que no habrían hablado hace años ahora están dejando oír sus voces", agregó.

"Yo apoyo la eliminación de contenidos pornográficos. Pero la red social no tiene que apuntar a la homosexualidad. Este tipo de discriminación es inaceptable", escribió un usuario de la plataforma.

La medida de prohibir contenidos homosexuales fue incluso criticada incluso por el Diario del Pueblo, órgano oficial del Partido Comunista, que dejó claro que la plataforma había llegado demasiado lejos.

En su artículo el diario exige tolerancia hacia la homosexualidad, "que es tan normal como la bisexualidad".

La homosexualidad "definitivamente no es una enfermedad", escribió el periódico en una advertencia a la idea difundida durante mucho tiempo, e incluso recogida en algunos libros de texto de China.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.