La sequía, el drama oculto de Corea del Norte en medio de las pruebas de misiles

La semana pasada, Kim Jong-un fue testigo de varios lanzamientos que encendieron la alerta
La semana pasada, Kim Jong-un fue testigo de varios lanzamientos que encendieron la alerta Crédito: DPA
(0)
12 de mayo de 2019  • 09:18

WASHINGTON.- A más de veinte años de la hambruna que vivió Corea del Norte y por la que fallecieron cerca de 200 mil personas, y en medio de una nueva escalada de tensión con su vecino del sur y con Occidente por las pruebas de misiles, el régimen de Kim Jong-un enfrenta una vez más los fantasmas de la falta de comida, en medio de una sequía de meses que hace temer el escenario se repita.

Ante este panorama, ante un periodo de escasas lluvias (de enero hasta mayo cayeron 54,4 milímetros de precipitaciones en promedio, solo un 42,3 por ciento de lo recibido en años anteriores), las autoridades de Pyongyang comenzaron a constatar los primeros efectos de la peor sequía del país desde que comenzara a recopilar datos climatológicos.

"Se espera que el promedio de precipitaciones en todo el país en el período de enero a mayo se registre como el más bajo desde que comenzó la observación del clima", indicó la televisión estatal sin ofrecer más detalles.

Según los especialistas, la situación puede adquirir tintes catastróficos debido a que el 40 por ciento de la población, unos diez millones de personas, están al borde de la hambruna, según los datos del Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). De hecho, ambas organizaciones publicaron un informe conjunto en el que se concluye que el año pasado Corea del Norte produjo la menor cantidad de alimentos de la que se tiene constancia desde 2008.

En respuesta a la crítica situación en el norte, desde Corea del Sur están formulando planes para proporcionar ayuda alimentaria y ayudar así a aliviar la escasez de alimentos y mantener vivo el proceso de paz con Pyongyang, actualmente estancado.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, confirmó que el país seguirá adelante con los planes de ayuda a pesar de la última demostración de fuerza de Corea del Norte, que lanzó varios misiles de corto alcance contra el mar del Este tras el fracaso de las negociaciones de desnuclearización con Estados Unidos.

Sigue la confianza

Pese a las voces que entendieron los lanzamientos de Kim como una provocación y una demostración de poderío, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insistió en que confía en el líder de Pyogyang y dijo: "No lo considero para nada una ruptura de la confianza. En algún punto podría ser. Pero en este momento, no".

El republicano, que en la segunda cumbre que sostuvo con el norcoreano este año en Vietnam se fue antes de tiempo porque no había conseguido lo que había ido a buscar (el compromiso indeclinable del fin del programa nuclear en la península), quiso evitar polemizar con su par y agregó: "Se trató de misiles de corto alcance, algo muy estándar".

Pyongyang lanzó dos misiles de corta distancia el jueves luego de ejercicios militares similares el sábado anterior. Se trató del primer lanzamiento de misiles en un año y medio, periodo en el cual la península fue escenario de una distensión marcada por el inicio de negociaciones sobre los programas nucleares y balísticos.

En la ONU, 70 países, incluyendo Estados Unidos y Corea del Sur, apoyaron este viernes una declaración que insta a Corea del Norte a acabar con sus armas nucleares, misiles balísticos e iniciativas similares, al denunciar la "amenaza sostenida" que representan para la paz mundial.

Trump, que declaró en más de una oportunidad tener una buena relación con Kim, admitió que eventualmente podría perder la fe en el líder norcoreano. "Es posible que eso me suceda en algún punto, pero ahora mismo para nada", aseguró.

La semana pasada, Kim Jong-un fue testigo de varios lanzamientos que encendieron la alerta
La semana pasada, Kim Jong-un fue testigo de varios lanzamientos que encendieron la alerta Crédito: DPA

Agencias DPA y AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.