Coronavirus: los expertos advierten por un "apagón" de datos en Brasil

Bolsonaro junto a su nuevo ministro de Salud, Nelson Teich
Bolsonaro junto a su nuevo ministro de Salud, Nelson Teich Fuente: AFP
Johanns Eller
(0)
2 de mayo de 2020  • 18:01

RÍO DE JANEIRO.- Tras admitir que Brasil no sabe cuándo llegará al pico de la pandemia de coronavirus , el ministro de salud, Nelson Teich, afirmó en una reunión por videoconferencia con senadores que su país "está navegando a ciegas". Y los investigadores que vienen sumando esfuerzos p ara calcular la verdadera dimensión de la pandemia en Brasil dicen que la franqueza de Teich no alcanza, y que nadie está haciendo nada para modificar ese escenario.

Según la evaluación hecha por diversas instituciones que recopilan estadísticas públicas sobre el Covid-19, en Brasil existe un "apagón" de datos. Esa situación complica aún más la gestión de la crisis y la proyección de escenarios, en especial cuando lo que se discute es la relajación del aislamiento social.

El aspecto más problemático es el referido a la base de notificaciones del Ministerio de Salud , a la que solo tienen acceso las secretarías municipales y estaduales y la Fundación Oswaldo Cruz. Esa base contiene informaciones de diferentes categorías que podrían ayudar a la ciencia brasileña a fortalecer las políticas públicas contra la propagación del virus.

"Si estamos volando a ciegas es por decisión propia del ministerio, al restringir el acceso a esas bases, algo que en mí opinión responde a motivaciones estrictamente políticas. ¿Por qué no liberar esos datos para todos? ", apunta Renato Coutinho, profesor de matemática aplicada de la Universidad Federal ABC y miembro del Observatorio Covid-19 Brasil.

Coutinho señala que aunque los datos públicos están sujetos a la Ley de Acceso a la Información, el plazo de 20 días es totalmente incompatible con el objetivo de acompañar la evolución de la pandemia.

Desde la designación de Teich el pasado 16 de abril, el Ministerio de Salud brasileño dejó de informar las ciudades en situación de emergencia. Además, las tradicionales ruedas de prensa con actualización del número de casos y fallecimientos ahora son una rareza. Consultado por este medio, el ministerio no quiso hacer comentarios al respecto.

Otra complicación que encuentran los investigadores es la falta de uniformidad de los datos a nivel nacional . A veces, el tipo de datos que pone a disposición un determinado estado no coincide con el tipo de información divulgado por otros, lo que dificulta tener un verdadero parámetro de la situación del país en su lucha contra la pandemia.

Fernanda Campagnucci, directora ejecutiva de Open Knowledge Brasil, una ONG que semanalmente analiza el nivel de transparencia de los portales de los 26 estados brasileños y del Distrito Federal, además del sitio del gobierno nacional, cree que este último debería ser un ejemplo para los gobiernos estaduales.

"Después de un mes de monitoreo, la sensación es que estamos en una situación de oscuridad absoluta, un apagón informativo . Y lo que más llama la atención es el papel del gobierno nacional, que debería liderar el proceso de transparencia. Aunque haya avanzado desde el inicio de la crisis, el panel de datos de internet consigna información poco útil, porque son datos en bruto y difíciles de desagregar para analizarlos en detalle", señala Campagnucci. "Lo mínimo que debería hacer el gobierno nacional es abrir la base de datos completa, omitiendo los datos personales, y ponerla a disposición de la opinión pública."

Open Knowledge evalúa que en las últimas semanas la situación informativa en los diferentes estados de Brasil mejoró, pero el escenario sigue lejos de lo ideal para una crisis de esta envergadura.

Según la ONG, apenas el 32% de los estados de Brasil difunden los llamados microdatos, o sea el detalle de todos los registros de casos.

"Esos son datos importantes, no solo para la población en general, sino para los funcionarios públicos que elaboran políticas contra la pandemia, y para los periodistas y las organizaciones de la sociedad civil, que pueden ayudar a mejorar la calidad y coherencia de esos datos y compararlos con la realidad. Los funcionarios nacionales o de un estado en particular no están en varios lugares al mismo tiempo, así que necesitan muchos ojos para mejorar la calidad de la información", señala la directora de la ONG.

Campagnucci dice que cuando cuentan con esa información, los investigadores pueden mejorar sus proyecciones sobre la enfermedad.

"¿Quiénes resultan ser los más vulnerables? ¿Qué síntomas tienen? Todos esos datos son necesarios para investigaciones que hay que hacer ya mismo. También hay programadores de software que ayudan a hacer esas proyecciones y desarrollan tecnologías que ayudan a la población a lidiar con todo eso y monitorear los contagios."

Para Ana Freitas Ribeiro, epidemióloga del Instituto de Infectología Emílio Ribas, de San Pablo, el manejo de los datos es fundamental para trazar la verdadera dimensión del desafío que plantea el Covid-19 . Como algunos fallecimientos sospechosos se producen antes de realizarse el testeo, esas informaciones permiten estimar la situación de la enfermedad:

"Si no se han tomado muestras, no es posible confirmar el diagnóstico", dice Freitas. "Es importante trabajar en conjunto con las universidades para sumar a esos profesionales que cuentan con ese conocimiento que nosotros no tenemos."

Diario O Globo/GDA

Traducción de Jaime Arrambide

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.