Coronavirus. El relato de una pasajera chilena en cuarentena en el crucero en Japón

El crucero Diamond Princess en cuarentena
El crucero Diamond Princess en cuarentena Fuente: AFP
(0)
7 de febrero de 2020  • 14:59

YOKOHAMA.- Lo que comenzó como sus primeras vacaciones en crucero se convirtió en una pesadilla. Ximena Paredes y Luis Muñoz, un matrimonio chileno, se encuentran aislados en el Diamond Princess, el crucero japonés en cuarentena por el nuevo coronavirus en el puerto de Yokohama, en el que viajan 3711 personas de hasta 56 nacionalidades distintas.

En diálogo con TN, Paredes habló hoy sobre su experiencia y sobre el pasajero argentino [aunque no quiso dar su nombre] que fue trasladado hoy a un hospital en Japón, luego de que diera positivo el test del coronavirus. "Hicimos amistad con este matrimonio [el argentino] porque es una pareja de habla hispana en un crucero de habla japonesa e inglesa. Nos ha afectado mucho", expresó.

" Él no estaba grave, yo hablé con su señora y ella no entendía por qué se lo llevaban, porque estaba bien; no tenía fiebre ni tos. Pero el test le dio positivo", informó Paredes.

Entre los examinados, personas que tenían síntomas o que habían estado en contacto con un pasajero con coronavirus que bajó en Hong Kong, hay 41 nuevos casos positivos, anunció el ministerio de Salud japonés, que se suman a los 20 que ya habían sido diagnosticados; esos pasajeros ya habían sido desembarcados.

Paredes contó que la primera información sobre el coronavirus se dio por alto parlante. Ellos se encontraban en la misma mesa que la pareja argentina y otras dos parejas de habla hispana. "Una de las señoras mexicanas nos iba traduciendo porque habla bien inglés", dijo.

Según la mujer chilena, el matrimonio argentino tiene hijos y nietos en la Argentina y están todos al tanto de la situación.

También brindó información de cómo se habría contagiado el pasajero argentino. "Este ciudadano argentino tuvo la mala suerte de que hizo un tour con una persona infectada", explicó.

En cuanto a las precauciones que se están tomando en el crucero, Paredes dijo que les repartieron termómetros, barbijos y guantes desechables. Se tienen que tomar la temperatura varias veces al día y solo se informa si tienen 37,5°C.

"Si no hay un caso nuevo podremos salir el 19 de febrero", dijo Paredes sobre la fecha tentativa para salir del barco, pero podría extenderse en caso de que aparecieran nuevos casos.

Su hija, María José Muñoz, a miles de kilómetros en Chile y quien informó al Ministerio de Relaciones Exteriores sobre la situación, está ansiosa y ha seguido de cerca todo el proceso: "Es una situación compleja. Y me siento como una tercera pasajera porque mi mamá me ha mandado todos los audios del capitán para que se los traduzca".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.