Coronavirus. Maureen Birmingham: "Las restricciones generalizadas deben ser de corto plazo"

Maureen Birmingham
Maureen Birmingham
Inés Capdevila
(0)
15 de agosto de 2020  • 19:55

A Maureen Birmingham no le falta experiencia ni en virus ni en el monitoreo del desarrollo de vacunas. La representante la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la OMS en la Argentina trabajó en esos temas a lo largo de varios continentes. En un intercambio por mail con LA NACION, elogió la rápida reacción del Gobierno, pero advirtió que aumentar el testeo y rastreo es imprescindible para bajar la curva de contagios de Covid-19 .

-Carissa Etienne, directora de la OPS, se mostró preocupada por el número de casos en la Argentina. ¿Comparte esa inquietud?

-Como indicó Etienne, se ve crecimiento en varios países, como la Argentina y otros. Estas cifras dejan en claro que la región sigue presa del Covid-19. La Argentina viene haciendo grandes esfuerzos en controlar el virus. El país adoptó un enfoque que involucró al gobierno y toda la sociedad, con la mayoría de las recomendaciones de la OMS/OPS. También tomó lecciones de otros países sobre lo que funcionó para contener el virus y lo que no funcionó. Por lo tanto, estuvo lista para actuar cuando se detectaron los primeros casos. Las medidas tomadas ayudaron a aplanar la curva y ganar tiempo para preparar el sistema para el aumento de los casos.

-Pese a la cuarentena de casi 150 días, los casos crecen. ¿Qué explicación le encuentra?

-El crecimiento de casos es una realidad que afecta a muchos países de la región. Las restricciones de movimiento y la cuarentena ayudan a bajar la intensidad de la transmisión y ganar tiempo para preparar el sistema de salud ante un aumento de los casos e incrementar medidas para contener el virus. Para poder lograr esa contención, al mismo tiempo que se levantan las restricciones, hay que aumentar y sostener un conjunto de medidas claves para poner la máxima presión al virus. Luego hay que mantener esta presión si hay nuevos brotes. Este conjunto consiste en el testeo y rastreo, o sea la detección precoz y el aislamiento de casos para minimizar el contagio a otras personas y para contener nuevas generaciones de contagio y evitar una suba exponencial de infecciones. Estas medidas bien escaladas y sostenidas, junto con la participación comunitaria haciendo su parte de higiene y distanciamiento físico, son claves para conducir agresivamente hacia abajo la curva. La experiencia de otros países nos demuestra que estas medidas, si están implementadas de manera proactiva, oportuna, exhaustiva y sostenible, rompen las cadenas de transmisión, controlan los rebrotes y permiten un retorno a una nueva normalidad.

-¿Qué otras medidas se podrían haber tomado para evitar la aceleración de casos?

-Tenemos dos opciones: las restricciones generalizadas -pero éstas deben ser de corto plazo por su fuerte impacto socioeconómico- para aplanar la curva o bajar la intensidad de la transmisión, o el testeo y rastreo bien escalado y oportuno, que es una estrategia más dirigida y, si está bien hecha, permite las actividades socioeconómicas. Hay que sostener este testeo y rastreo para mantener la presión sobre el virus y evitar o controlar nuevos brotes. Al mismo tiempo, se necesita el compromiso comunitario para evitar los entornos y comportamientos de alto riesgo. Sin vacuna, no hay otras salidas excepto estas opciones.

-¿Cómo ve a la Argentina en su estrategia de testeo?

-Una respuesta sólida debe incluir una estrategia integral de vigilancia y pruebas de calidad con un desempeño probado. La prueba es un sistema detector. Los países deben tener en cuenta la intensidad de la transmisión, cuántas pruebas tienen y por cuánto tiempo se tendrán disponibles para, en función de esa ecuación, pensar cómo usar esos tests eficaz y eficientemente. Cabe destacar que no es solamente una cuestión de la estrategia y cantidad de pruebas, es también un tema de prontitud en tener los resultados para poder atender a la persona de manera oportuna y aislarla para minimizar el contagio a otras personas. En varios países, hay una demora de varios días en recibir los resultados, cuando ya ocurrió el contagio más importante, que es alrededor de los primeros días del comienzo de los síntomas. La Argentina aumentó la capacidad instalada para diagnóstico de laboratorio y avanzó en la descentralización de confirmación de los casos. Esto permite tener una visión más clara de dónde está circulando el virus y cuántas personas han sido infectadas. La clave es seguir escalando el testeo y asegurar la disponibilidad de los resultados rápidamente para minimizar el contagio. También es muy destacable el desarrollo argentino de kit diagnósticos

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.