Daniel Martínez: "El Mercosur debe ser una opción en la que todos ganen"

El precandidato presidencial del Frente Amplio para las elecciones de octubre sostiene que Uruguay debe tener más acuerdos comerciales
El precandidato presidencial del Frente Amplio para las elecciones de octubre sostiene que Uruguay debe tener más acuerdos comerciales Fuente: LA NACION
Nelson Fernández
(0)
20 de enero de 2019  

PUNTA DEL ESTE.- Es el candidato favorito del partido de gobierno en Uruguay , pero no propone continuidad, sino cambios sustanciales que sacudan las raíces de la izquierda del país, como una reforma educativa que transmita valores de emprendedurismo y reglas firmes ante la delincuencia.

El jefe de gobierno de Montevideo , Daniel Martínez, es el precandidato presidencial favorito del Frente Amplio (FA), que tendrá primarias en junio. Fue sindicalista, senador, ministro, presidente del ente petrolero estatal (Ancap) y desde 2015 dirige la capital, que tiene la mitad de la población del país.

Anteayer, estuvo en Punta del Este en una cena de recaudación de fondos para la campaña. En un dialogó con LA NACION sobre el desafío de 2019, opinó que el Mercosur tiene que ser una opción en la que todos los países miembros ganen.

-En América del Sur, ya varios partidos de izquierda perdieron elecciones. ¿Cómo está preparada la izquierda uruguaya?

-No se pueden trasplantar modelos de un país a otro. El FA es democrático, progresista, pero nunca tuvo definición socialista, salvo algunos de los grupos que lo integran. El mundo fue cambiando y el conocimiento sustituyó las materias primas para el desarrollo. Hoy un país no es rico o pobre por sus recursos naturales, sino por el conocimiento de su gente. Para que las clases obreras no fueran ganadas por un discurso prosoviético, se generaron políticas de Estado de bienestar, universalización de enseñanza terciaria, lo que derivó en que mucha gente impulsó emprendimientos e hizo que el capitalismo derrotara al socialismo; el mal llamado socialismo real fue derrotado económicamente.

-¿Quiere reformar la educación?

-Hay que lograr que todos terminen la secundaria, para que al menos un tercio haga educación universitaria, pero también para crear espíritu innovador, de emprendedurismo. La forma en que se enseña acá ya no se ve en otros lados. Tenemos que lograr que la sociedad uruguaya piense en innovación y en adaptabilidad al cambio permanente. El emprendedurismo les cuesta a los uruguayos.

-En Uruguay más que ser emprendedor, parece que atrae ser empleado público...

-El empleo público tiene que tener otros paradigmas. Hay que entender lo que pasa en el mundo y no estar durmiendo la siesta. Uruguay tiene un sólido sistema de partidos, pero hubo desviaciones, y su propia fortaleza hace que los partidos se vean como un fin y no como un instrumento.

-En el partido de gobierno no hay mucha sintonía con eso.

-No sólo en el partido de gobierno. Uruguay tiene un sólido sistema de partidos, pero ha habido desviaciones, y su propia fortaleza hace que los partidos se vean como un fin y no como un instrumento, y se tranca mucho

-El FA se molesta con las quejas de la oposición, pero antes hizo lo mismo.

-Reconozco que la ley de puertos [del gobierno de Luis Lacalle en los 90, que no fue votada por el FA] fue una formidable herramienta para el desarrollo de la actividad logística de Uruguay, que genera valor agregado, riqueza y trabajo para mucha gente. Y permitió un montón de cambios. Ahora, la derecha hizo lo mismo: cada cosa que propone el FA, esté bien o mal, hay que atacarlo. Si el sistema político sigue bloqueado en partidos que buscan la forma de desprestigiar al gobierno, entonces estamos fritos.

-¿Por qué cree que el gobierno de Tabaré Vázquez tiene una alta desaprobación?

-Hay muchos factores, como que el que ganaba 10, hoy gana 20, pero quisiera ganar 30. Todo el mundo siempre quiere más y eso es parte del ser humano, pero el país sigue creciendo, y eso nos hace mirar el futuro con mejor perspectiva. Y hay otros factores, como la inseguridad. Ahora en las últimas semanas veo que el Ejecutivo trató el problema transversalmente, con distintas áreas y creo que eso es valorado y debe ser así.

-En Uruguay crece el pedido de mano dura, ¿qué hará si gana?

-La "tolerancia cero" de [el exalcalde de Nueva York] Rudolph Giuliani, que un partido de oposición pone como ejemplo, no fue garrote y penas altísimas, sino poner reglas y hacerlas cumplir. Una sociedad funciona cuando las reglas de juego valen. En Montevideo hemos aplicado "tolerancia cero": para mejorar la limpieza de la ciudad pusimos miles de cámaras y comenzamos a multar a los que tiraban residuos.

-¿Y no hay problema con la gente que vive en la calle?

-Eso impacta sí, pero nosotros como Intendencia estamos preocupados pero no es nuestra área..

-Pero en el Frente Amplio hay cierta tolerancia con eso: ¿H¡hay que dejarlos que estén en la calle?

-No creo que sea digno que una persona termine viviendo en la calle, el que vive en la calle es porque no tiene alternativa. Hay que darle alternativas, no solo nocturnas, hoy en los refugios separan por sexo, no dejan llevar animales, hay problemas de seguridad que les roban sus cosas, todo lo que obstaculiza que algunos vayan. Hay que cambiar, porque si no, esto no termina más. Hay que tener centros de atención diurna, incluso para formarlos, darle herramientas para que salgan de esa situación. Vivir en la calle no es un tema de elección, no es apelar a la libertad de la persona. Yo no estoy de acuerdo con que esta gente está haciendo uso de su libertad

-¿Qué opina del impulso que Mauricio Macri y Jair Bolsonaro anuncian para el Mercosur?

-El bloque tuvo un derrame positivo en los primeros años, pero luego se quedó, y tiene que ser de ganar-ganar para los países miembros. Uruguay precisa acuerdos comerciales. O lo hacemos o tenemos flexibilidad?

-¿Para el FA es un problema que los países socios tengan gobiernos de derecha?

-Independientemente de quién gobierne, quiero que les vaya bien a los dos países, por sus pueblos y porque nos sirve que les vaya bien. Para elegir gobiernos está la gente del país; yo no opinaré de lo que voten.

-Uruguay y el Frente Amplio han sido criticados por una postura no crítica de Venezuela; ¿usted qué opina?

-Yo estoy preocupado por lo que pasa en Venezuela. Y ahí todos podrán tener responsabilidades, pero el que manda es el que tiene la obligación de dar señales de diálogo Ojalá se dé lo antes posible el encauce de las reglas democráticos Uruguay ha querido tender puentes, lo que no quiere decir que no nos preocupe lo que está pasando.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.