Debilitado, Peña Nieto cede a la presión interna para ganar apoyo

Líderes políticos y varios intelectuales le reclamaban que cancelara su visita a Trump en Washington
Leonardo Tarifeño
(0)
27 de enero de 2017  

Cómo es uno de los pasos fronterizos más usados por los mexicanos

02:47
Video

CIUDAD DE MÉXICO.- El orden mundial depende de 140 caracteres. Por lo menos eso fue lo que se sintió ayer en México, cuando un nuevo tuit del presidente norteamericano, Donald Trump , sobresaltó a millones de mexicanos que a esa hora, poco antes de las 8, ni siquiera habían digerido el desayuno.

"Si México no está dispuesto a pagar el muro fronterizo, entonces lo mejor sería cancelar la próxima reunión", escribió el hombre que sólo lleva una semana al mando de la primera potencia mundial. El mensaje cayó como una bomba en noticieros, redes sociales y, muy especialmente, en Los Pinos, residencia del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto , contra el que semanas atrás miles de ciudadanos de todo el país se manifestaron para repudiar el aumento de más del 20% en el precio de la nafta.

Anteanoche, un sobreactuado Peña Nieto se había dirigido al país para expresar que asistiría a su cita del martes 31 con Trump para "exigir respeto" y recordar que México "lamenta" la decisión de Estados Unidos de construir un muro de cemento a lo largo de 3145 kilómetros de frontera. Hasta esa noche, el presidente se mantenía firme en esa postura, criticada tanto por el líder histórico de la izquierda, Cuauhtémoc Cárdenas, como por la precandidata presidencial de la derecha, Margarita Zavala, entre otras figuras de indudable relevancia, como el ex canciller Jorge Castañeda, el ex presidente Vicente Fox y los intelectuales Héctor Aguilar Camín y Enrique Krauze. Sin embargo, el tuit con el que Trump inauguraba la jornada obligaba a reconsiderar la posición defendida horas atrás.

Peña Nieto lamenta muro fronterizo, promete defender a mexicanos

01:01
Video

"Peña Nieto: ante el nuevo exabrupto de Trump, no asista al encuentro y presente con urgencia en la ONU una demanda por violación de derechos humanos", pidió el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, el político que las encuestas ubican actualmente primero en las preferencias electorales.

Que Peña Nieto actúe tal como le reclaman su mayor rival y el resto del arco opositor no parece tanto una demostración de sabiduría como una señal de debilidad política, la última en un presidente en declive y cuya gestión respaldan sólo dos de cada diez mexicanos.

"El tuit de Trump le vino a Peña Nieto como a los boxeadores que los salva la campana -señaló el padre Alejandro Solalinde, defensor de los derechos de los migrantes, en la ciudad fronteriza de Mexicali-. Y es que si iba a la reunión, en el contexto de la efervescencia que hay contra él, cualquier error que cometiera lo iba a tirar a la lona."

Como sugiere Solalinde, el reclamo popular que Peña Nieto parecía no oír decía que no asistiera a un encuentro que ponía en juego el honor nacional. "Tenemos a un presidente de Estados Unidos que construirá un muro y a un presidente mexicano que sólo habla con la pared", sintetizó el escritor Juan Villoro.

Luego de su decisión de no sentarse a la misma mesa que Trump, Peña Nieto aún está muy lejos de ganarse el respaldo de la ciudadanía, pero al menos conquistó el apoyo de los presidentes de la Cámara de Diputados y el Senado, y de importantes representantes del sector privado, como el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, para quien la decisión oficial fue "acertada, aunque el diálogo y las negociaciones comerciales deben continuar. México tiene fortalezas propias y estamos listos para enfrentar cualquier escenario".

En respuesta al desplante de Peña Nieto, el magnate anunció un impuesto del 20% a todas las importaciones de México, contraataque comercial de imprevisibles consecuencias. "Trump estará loco, pero a los locos se los amansa", dijo Cuauhtémoc Cárdenas. Por estas horas, en Los Pinos deben estar preguntándose cómo.

Fox comparó a Trump con Hitler

El ex presidente mexicano Vicente Fox, en diálogo con el programa Vuelo de Regreso, que se emite por FM Milenium, volvió a atacar ayer al presidente norteamericano, Donald Trump, al que comparó con Adolf Hitler. “Me recordó a Hitler, se dirige a ellos (congresistas republicanos) con pura demagogia, palabrería, promesas y odios y les exige que lo respalden. Es Hitler hablándole al partido nazi”, dijo el presidente de México, cuyo ascenso al poder en 2000 terminó con siete décadas de hegemonía política del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

“Ya se peleó con Europa, con México, con los musulmanes, con todos. Como puede un señor así decirse presidente, él no puede ser presidente de los Estados Unidos”, agregó el ex jefe de Estado mexicano.

Movimiento transfronterizo

1000 millones de dólares

Son los que cruzan en efectivo por día de Estados Unidos a México

300.000 vehículos

Transitan a diario por los 54 puntos de cruce que comparten ambos países

70.000 camiones

Con los más variados productos pasan de un lado al otro de la frontera cada 24 horas

Danza de dólares y personas

11%

De población mexicana

En EE.UU. habitan unos 33.700.000 mexicanos, el 11% de la población total del país; la mayoría reside en los estados fronterizos

23.600

Millones de dólares

Son las remesas que los mexicanos residentes en EE.UU. envían al año a sus familias en su país de origen

122.685

Millones de dólares

Es la balanza comercial favorable a México en sus transacciones con Estados Unidos. México vende por US$ 308.890 millones y le compra a su vecino por 186.802 millones

15.797

Millones de dólares

Fue la inversión de empresas norteamericanas en territorio mexicano, un poco más de la mitad de la inversión extranjera que México recibió el año pasado

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.