Descarta la OEA suspender a Paraguay y critica al Mercosur

A instancias de Insulza, el organismo "observará" la situación hasta las elecciones de 2013
Silvia Pisani
(0)
11 de julio de 2012  

WASHINGTON.– La posibilidad de que Paraguay sea suspendido en la Organización de los Estados Americanos (OEA) por la reciente destitución del presidente Fernando Lugo quedó virtualmente desechada ayer en una sesión extraordinaria en la que hubo duras críticas a la suspensión que sí se le aplicó en el Mercosur, a instancias de la Argentina y Brasil.

"No creo que lo ocurrido en Paraguay haya sido cualquier cosa, ni tampoco que haya estado perfectamente bien. Pero no se trata de algo que no haya ocurrido nunca en nuestra región", matizó el secretario general del organismo, José Miguel Insulza, en un llamado a la serenidad.

La posición del chileno fue determinante. Su intervención apuntó a lograr que la OEA acompañe el proceso político de Paraguay hasta las próximas elecciones, convocadas para abril, y que evite, sí, "daños mayores" a su población con la eventual aplicación de sanciones adicionales.

"Existe en Paraguay una situación de normalidad política, social y económica que es conveniente preservar", dijo Insulza. Eludir una suspensión "evitaría aumentar las divisiones" políticas y los "sufrimientos innecesarios al pueblo", añadió.

Pese a que la de ayer fue la tercera sesión extraordinaria que el Consejo Permanente dedicó a la cuestión, no pudo, sin embargo, alcanzar una posición común frente al juicio político que el Congreso paraguayo le hizo a Lugo y que para algunos países, entre ellos la Argentina, fue un "golpe de Estado" encubierto. Tampoco pudo la OEA fijar una nueva fecha para seguir debatiendo el asunto, aunque todo parece indicar que eso sucederá la semana próxima. De lo visto ayer surge que la posible salida será la sugerida por Insulza: "observar" el desarrollo de la situación.

El representante paraguayo ante el organismo, Bernardino Saguier, aceptó de inmediato la propuesta de Insulza y dijo que el gobierno de Federico Franco "pondrá todo lo necesario" para "facilitar" la tarea de una nueva misión del organismo.

En Asunción, Fernando Lugo recibió ayer a varios de sus simpatizantes
En Asunción, Fernando Lugo recibió ayer a varios de sus simpatizantes Fuente: EFE

"El gobierno paraguayo respeta los derechos humanos. No hubo ni habrá persecución política ni procesos judiciales por lo ocurrido", prometió Saguier, que en todo momento intentó diferenciar lo ocurrido en su país con el golpe institucional que sufrió el gobierno hondureño de Manuel Zelaya en 2009.

"Esta fue una decisión constitucional, aceptada por el ex presidente [Lugo]", dijo. Pareció luego aludir a la Argentina cuando fustigó la "soberbia" de quienes quieren imponer sus propias decisiones a un "pueblo soberano que decidió a través de su Congreso".

A diferencia de lo ocurrido ayer en la OEA, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Mercosur acordaron ya sanciones contra Paraguay tras los sucesos del 22 de junio pasado, cuando Lugo fue destituido de su cargo tras un juicio político sumario del Congreso "por mal desempeño de sus funciones".

De hecho, el criterio de los países que promovieron esos castigos fue duramente cuestionado ayer por varios países participantes.

"Recuerdo muy bien que la Argentina tuvo como siete presidentes [sic] tras la renuncia de Fernando de la Rúa y la OEA no la castigó por eso", dijo el representante de Costa Rica, Edgar Ugalde Alvarez.

"El ex presidente Néstor Kirchner asumió antes de tiempo y tampoco nadie habló de golpe de Estado", acotó, a su vez, el embajador de Panamá, Guillermo Cochez.

"Por favor, no confundamos las cosas", atajó el embajador argentino, Martín Gómez Bustillo, que consideró "inaceptables" ese tipo de razonamientos. "Confundir la renuncia de un presidente con un golpe de Estado es ignorar la historia", reaccionó el diplomático.

La sesión concluyó sin definiciones, pero con la impresión creciente de que no habrá sanciones contra Paraguay.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.