Descubren los restos de una joven pareja de guerreros enterrados hace 2500 años en Siberia

La pareja fue enterrada junto con un bebé y una anciana. Se cree que pertenecieron a la civilización escita, formada por guerreros nómades, debido a las armas de combate pertenecientes a la mujer
La pareja fue enterrada junto con un bebé y una anciana. Se cree que pertenecieron a la civilización escita, formada por guerreros nómades, debido a las armas de combate pertenecientes a la mujer Crédito: Archeolgy NSU
(0)
23 de septiembre de 2020  • 09:41

La tumba fue descubierta por un equipo de arqueólogos de la Universidad Estatal de Novosibirsk. La mujer y el hombre de unos treinta años fueron enterrados con un bebé y una señora mayor que, de acuerdo con los especialistas, podría haber sido una sirviente que fue colocada allí para atenderlos en el más allá.

Uno de los aspectos más interesantes del hallazgo son las armas con las que fue enterrada la mujer debido a que, a diferencia de otras guerreras de la antigua Siberia, se encontró un hacha de mango largo y una espada corta, y no el arco y la flecha habituales. Según el doctor Oleg Mitko, jefe de arqueología de la institución, "la mujer debe haber pertenecido a un estrato guerrero superior por el tipo de armas de combate cuerpo a cuerpo que la acompañan".

Yuti Teterin, el investigador principal del equipo, dijo que "el hombre tenía dos hachas y dos dagas de bronce además de un espejo". Las únicas posesiones de la mujer mayor dispuesta a los pies de la pareja eran un pequeño jarrón de cerámica y un peine, de ahí que se considere que su trabajo como sirviente.

De acuerdo con los arquéologos de la Universidad de Novosibirsk, las armas encontradas son el indicio que confirma que se trata de una pareja de guerreros. Sin embargo, no se encontraron señales de heridas que hayan podido causar las muertes por lo que se cree que los cuatro sufrieron una infección
De acuerdo con los arquéologos de la Universidad de Novosibirsk, las armas encontradas son el indicio que confirma que se trata de una pareja de guerreros. Sin embargo, no se encontraron señales de heridas que hayan podido causar las muertes por lo que se cree que los cuatro sufrieron una infección Crédito: Archeology NSU

Los restos del bebé se encontraron esparcidos por la tumba donde también se encontraron vasijas de cerámica. Los científicos creen que habrían estado llenas de comida: un ritual funerario típico de la antigüedad por el que se colocaban las pertenencias de los fallecidos y todo aquello que pudieran necesitar en la otra vida.

De acuerdo con los registros, no se encontraron heridas de batalla que sugieran una causa de muerte. Por ahora, la teoría más verosímil es que todos murieron de algún tipo de infección al mismo tiempo por lo que fueron enterrados juntos en el cementerio de Kaznovka, cerca de la aldea, en el distrito de Askiz de Khakassia.

La tumba pertenece a miembros de la civilización escita formada por guerreros nómades a caballo. El historiador griego Herodoto dejó un relato detallado de los escitas y de sus jóvenes guerreras. Hipócrates agregó que las mujeres luchadoras solían dejar las armas cuando se casaban, aunque en este caso la mujer parece una guerrera madre y en pareja.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.