Desvela a todo Chile la interminable sucesión de réplicas del terremoto

Ya hubo 262 temblores desde el martes; la presidenta prometió reconstruir las ciudades afectadas
Carlos Vergara
(0)
4 de abril de 2014  

SANTIAGO, Chile.- Convertido a ojos del mundo en un país de gelatina, el norte de Chile se ve golpeado por las interminables réplicas del violento sismo submarino de 8,2 grados en la escala Richter que sacudió Iquique, Arica y sus alrededores la noche del martes, y que dejó seis muertos y un millón de evacuados.

Desde ese minuto y hasta ayer, se registraron 262 temblores, según el último informe de la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi), incluyendo el violento sismo de anteanoche de 7,6 grados, también en las cercanías de Iquique, que obligó a una nueva evacuación masiva de la zona costera.

En esta ocasión, la presidenta Michelle Bachelet , que estaba alojada en un hotel de Arica, a menos de 50 metros de la playa, debió ser trasladada inmediatamente hasta una zona de seguridad.

Por intermedio de una cadena radial nacional, la mandataria se comprometió a reconstruir las regiones de Arica, Parinacota y Tarapacá, trabajos que estarán integrados con el plan de desarrollo regional propuesto en sus promesas de campaña.

"En un desastre hay varias etapas: estamos en la de la emergencia y protección de vidas. No podemos asegurar que no haya más réplicas con consecuencias. Luego hay tareas de más largo plazo para levantar las casas que se cayeron y elaborar un plan de reconstrucción de viviendas o productivo", dijo Bachelet.

La atormentada realidad de los habitantes del norte de Chile se reduce hoy a desplazarse hacia las zonas altas de la ciudad ante la primera alerta de las sirenas y aviso de tsunami o, como lo hicieron muchas familias, a permanecer hasta nuevo aviso en los cerros o albergues habilitados.

En la región de Tarapacá, la más afectada por los sismos, ya fueron habilitados ocho refugios, que hasta hoy guarecen a más de 1300 personas. En Arica y Parinacota, en tanto, funcionan seis albergues, con medio centenar de damnificados.

Hasta allá fueron enviadas desde Santiago más de 50 toneladas de artículos de primera necesidad, agua envasada, alimentos, artículos de aseo, frazadas, pañales y colchones.

Habitantes de Iquique contactados por LA NACION describieron que el sismo de anteanoche fue acompañado de un fuerte ruido, seguido del crujir de puertas y ventanas, además de furiosos cortocircuitos provocados por el contacto de cables eléctricos en las calles.

La única ruta desde Iquique, en la costa, hacia la zona alta es a través de los cerros que conectan con la castigada localidad de Alto Hospicio, ruta que volvió a verse interrumpida por el derrumbe de rocas.

En Iquique, la gente se abastece de todo lo necesario
En Iquique, la gente se abastece de todo lo necesario Fuente: AFP

"Antes de oír las sirenas, ya íbamos en camino al estadio [Tierra de Campeones, habilitado como albergue]. Tenía los bolsos listos, así que cargué a mi hijo en brazos y llegamos en pocos minutos. Subir a esa hora a Alto Hospicio era una locura porque no se veía nada", contó a LA NACION Ricardo Ollante, empleado de una empresa automotriz.

El miedo ante un nuevo sismo sigue latente. Ello, pese a que los augurios de un solo gran movimiento telúrico capaz de destruir todo el norte del país fueron desmentidos ayer por el director del Servicio de Sismología, Sergio Barrientos.

"Uno de los escenarios era que toda la brecha sísmica se activara en un solo terremoto. Eso ya no ocurrió porque se activó el segmento central. No sabemos cuándo, pero todo ha quedado distribuido en tres terremotos de menor magnitud. Aún hay bastantes zonas donde hay energía acumulada que podría ser liberada", aclaró Barrientos.

La naturaleza tampoco da respiro. A las fuertes réplicas se suman las bajas temperaturas que ya anuncian la proximidad del invierno.

Ante esto, la ministra de Salud, Helia Molina, hizo un llamado a los menores y a las personas de mayor edad a vacunarse contra la influenza, un enemigo que podría ser letal.

Otro de los fenómenos denunciados durante los últimos días fue la especulación de precios. En el sector de Alto Hospicio se venden pequeñas bolsas con cuatro panes por el equivalente a cuatro dólares, botellas de medio litro de agua por tres dólares, velas a dos dólares cada una y atados de cigarrillos por más de 10 dólares.

Ante esto, el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, dijo que los responsables serán sancionados. "Todos estos casos deben ser denunciados. Estamos en un momento muy complicado para la zona, pero la gente tiene derecho a comprar los productos al precio que corresponde", explicó Céspedes.

Ayer por la tarde, el fiscal regional de Tarapacá, Manuel Guerra, ordenó a los carabineros detener a todo aquel que sea sorprendido vendiendo productos a sobreprecio.

En la primera encuesta de popularidad desde que asumió el 11 de marzo pasado, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, obtuvo un 54% de aprobación, un punto más que en el inicio de su primer mandato (2006-2010). "Bachelet comienza su segundo gobierno con un punto más de aprobación que en idéntico período de su primer gobierno", indicó la encuesta difundida ayer por la consultora privada Adimark.

El gobierno en su conjunto tuvo un punto más de aceptación que la mandataria, con el 55%, y el 20% desaprobó la gestión de Bachelet en estas primeras semanas.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.