Detectan un caso de vaca loca en Suiza y Senasa mantiene medidas de control

Autoridades suizas informaron que la vaca, de 13 años de edad, fue sacrificada e incinerada
Autoridades suizas informaron que la vaca, de 13 años de edad, fue sacrificada e incinerada
(0)
11 de febrero de 2020  • 18:18

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) anunció que un caso atípico de encefalopatía espongiforme bovina (EEB), más conocida como " enfermedad de la vaca loca", fue detectado en Suiza.

"El análisis realizado demostró que no se trata de la forma clásica, sino de una forma atípica de la EEB", indicaron autoridades de la Oficina Federal de Seguridad Alimentaria y Asuntos Veterinarios (OSAV) en un comunicado y agregaron que la vaca, de 13 años de edad, fue sacrificada e incinerada.

"Esta forma atípica de la EEB es segura para la salud humana", aseguró una portavoz de la OSAV, en comunicación con la agencia AFP y agregó que se trata de un caso aislado que no tiene ninguna consecuencia para la explotación de origen de la vaca. De todas formas, el caso fue denunciado a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), con sede en París, y a la Unión Europea (UE).

Enfermedad de la vaca loca

La EEB es una enfermedad neurodegenerativa del ganado vacuno que surgió en el Reino Unido en los años ochenta y se extendió a muchos países de Europa y del mundo, causando una grave crisis en el sector bovino.

La enfermedad se detectó por primera vez en el Reino Unido, en 1986
La enfermedad se detectó por primera vez en el Reino Unido, en 1986

En Europa, las medidas sanitarias adoptadas en los años 90, como la prohibición de las harinas animales, la vigilancia de las contaminaciones cruzadas o la destrucción de los tejidos de mayor riesgo, tuvieron un importante efecto para controlar la enfermedad.

Medidas de control

Ante esta situación, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) aclaró que la detección de este caso en Suiza no impacta en la Argentina dado que no importa desde el país europeo productos que se puedan ver afectados. De todas formas, aclararon que continúan con las medidas de prevención basadas en las recomendaciones de la Organización Mundial de Sanidad Animal.

"El Senasa mantiene medidas de control pertinentes en las importaciones de mercancías consideradas de riesgo, para evitar el ingreso de la enfermedad; lo que significa que los productos de origen rumiante no presentan riesgo de transmitir la enfermedad".

El organismo también recordó que Argentina es reconocida por la OIE como un país que presenta un riesgo insignificante con respecto a la enfermedad, dado que nunca presentó casos en animales ni personas.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.