Dilma Rousseff, tras la liberación de Lula: "No vamos a parar acá, queremos que se reconozca su inocencia"

Dilma Rousseff en Buenos Aires
Dilma Rousseff en Buenos Aires
(0)
8 de noviembre de 2019  • 20:42

Desde Buenos Aires, la expresidenta de Brasil Dilma Rousseff se mostró contenta por la liberación de su antecesor, Luiz Inácio Lula da Silva, pero prometió que seguirá su cruzada hasta que se reconozca la inocencia del líder del Partido de los Trabajadores ( PT).

"Nosotros no vamos a parar acá. Queremos que se reconozca su inocencia", dijo Dilma ante la prensa, desde el barrio porteño de Retiro.

" Vamos a demostrar que en Brasil hay sectores de la Justicia, del Ministerio Público y de la Policía que fueron tomados para que se imponga el neoliberalismo. Porque durante el gobierno de Lula y el mío bajamos esta posibilidad", manifestó la exmandataria, que fue destituida. "Entonces, tuvieron que privarnos de la libertad y armaron causas para volver a implantarse", agregó.

Según la exmandataria, la situación es Brasil "es muy grave" y "el pueblo empobreció".

"Quiero agradecer toda la solidaridad que le prestaron a Lula desde el pueblo argentino", dijo Dilma, y remarcó: "Nosotros tenemos la certeza de que se comienza a interrumpir el lawfare con Lula. Este proceso solo se completará cuando se declare su inocencia. Porque es inocente".

La expresidenta agregó: "La vuelta de Lula a la vida plena, ciudadana y política es también una conquista de Lula inocente. No vamos a parar acá, no nos basta con la libertad de Lula. Nosotros queremos su inocencia, el reconocimiento de su inocencia, porque él fue condenado sin culpa".

"Lo importante de este fallo es que se respeta el principio de inocencia, que es una conquista de la Constitución de Brasil. Hablé con Lula y está muy contento. Seguramente volverá a la vida política porque la cárcel lo fortaleció", apuntó Dilma.

Por 6 votos a 5, la Corte Suprema de Brasil cambió la jurisprudencia sobre el cumplimiento de la condena después de la segunda instancia, y de esta manera permitió la liberación de Lula, sobre quien pesa una sentencia de 12 años por corrupción.

El expresidente brasileño y líder opositor salió en libertad hoy después de 580 días preso, luego de haber sido detenido el 7 de abril de 2018 para cumplir una condena de 8 años y 10 meses por corrupción, según determinó la justicia de ejecución penal de la ciudad de Curitiba, del estado sureño de Paraná.

Al recuperar su libertad, Lula denunció que "sectores podridos" del Estado, la Fiscalía, la policía y el Poder Judicial han actuado para criminalizar a la izquierda, al Partido de los Trabajadores y a su propia figura.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.