Dos ex directivos del IOR, bajo sospecha

Son investigados por malversación de fondos del banco vaticano
(0)
7 de diciembre de 2014  

ROMA (De nuestra corresponsal).- En una acción que confirma que "falta todavía" tiempo para completar la limpieza emprendida en el Vaticano, como dijo Francisco en su entrevista con LA NACION, la Santa Sede informó ayer que investiga a dos ex directivos del Instituto para las Obras de Religión (IOR), el banco del Vaticano, por sospechas de malversación de fondos en relación con negocios inmobiliarios entre 2001 y 2008.

El padre Federico Lombardi, vocero de la Santa Sede, no dio detalles en su declaración, pero un comunicado posterior del banco dijo que la investigación en contra de los dos ex gerentes y un abogado se puso en marcha hace unos meses. Según medios italianos, se trata del ex presidente del IOR, Angelo Caloia, y el ex director Lelio Scaletti. El primero ejerció el cargo durante 20 años hasta 2009 y el segundo abandonó la institución en 2007 después de 12 años en su cargo.

Los dos desempeñaron sus funciones después del período oscuro del instituto, en los años 80, cuando tramas con implicaciones criminales unieron el nombre del banco a logias masónicas y miembros de la mafia. Junto con los dos ex directivos, el abogado investigado es Grabriele Liuzzo.

"El problema fue presentado a la Magistratura del Estado de la Ciudad del Vaticano por la dirección del IOR después de operaciones de verificación interna puestas en marcha el año pasado", agregó Lombardi.

El vocero agregó que las cuentas de los implicados "fueron bloqueadas a título cautelar hace algunas semanas", y los medios afirmaron que la cantidad depositada en esas cuentas podría alcanzar los 17 millones de euros. "Estamos muy satisfechos de que las autoridades vaticanas tomen una acción decisiva", declaró Jean-Baptiste Franssu, el nuevo presidente de la entidad.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.