EE.UU. revive el drama en un cine: tres muertos por un tiroteo en Louisiana

Como hace tres años en Colorado, un atacante abrió fuego en una sala en Lafayette; hubo nueve heridos
Como hace tres años en Colorado, un atacante abrió fuego en una sala en Lafayette; hubo nueve heridos
Silvia Pisani
(0)
25 de julio de 2015  

WASHINGTON.- Ya no es sólo el espanto por la matanza colectiva, sino también el temor de que haya habido un "modelo" para provocar horror. Lo cierto es que, al igual que ocurrió hace tres años en Colorado, un hombre abrió fuego en plena función de cine en una sala de Louisiana, con lo que mató a dos personas e hirió a otras nueve.

"Fue un espanto", decían, desencajados, algunos espectadores que se salvaron de milagro.

En una sociedad demasiado expuesta a asesinos solitarios el nuevo episodio abrió, sin embargo, una duda inquietante ante la sospecha de que tal vez el asesino habría intentado emular lo ocurrido en aquella trágica ocasión, en que 71 personas -entre muertos y heridos- fueron alcanzadas por las balas de un joven cuyo destino aún está pendiente (ver aparte).

El nuevo ataque desnuda una vez más la frustración del gobierno de Barack Obama que, sin suerte, ha intentado endurecer la legislación que en este país favorece que particulares accedan a armas de fuego, sin pasar necesariamente por controles que verifiquen su condición para manejarlas.

Por pura coincidencia, la matanza en la sala Gran Theatre de la ciudad de Lafayette, en el sureño estado de Louisiana, pasó casi al mismo tiempo en que se conocieron aquí expresiones del presidente en las que admitía su frustración por no haber logrado una legislación con "mayor sentido común" para regular la venta de armas.

"Si se observa la cantidad de estadounidenses que murieron por el terrorismo desde el 11 de septiembre de 2001, son menos de un centenar", dijo Obama a la cadena BBC.

"Pero si se analiza el número que murieron por la violencia armada, son decenas de miles", subrayó el presidente, al hacer un nuevo diagnóstico para una situación frente a la que, sin embargo, se mostró impotente.

El día cerró con la noticia de que dos mujeres de 21 y 33 años murieron poco menos que en el acto a consecuencia de los balazos que disparó John Russel Houser, un hombre de 59 años, sin ocupación conocida y que padecía profundos trastornos mentales.

"Estaba tan desequilibrado que su mujer, que le había pedido el divorcio, llegó a esconderle las armas por miedo a lo que podría hacer", dijeron fuentes de la investigación.

Nadie sabe muy bien qué llevó a Houser a abrir fuego y ya será muy difícil saberlo: según la policía, se suicidó al verse cercado por los agentes cuando intentaba huir de la sala.

"No lo escuché gritar ni decir nada. Lo único que escuché fueron los disparos", dijo uno de los testigos que, al igual que Houser, había ingresado a la concurrida sala para ver la película Trainwreck ( Y de repente tú), una comedia romántica, muy ligera, en torno de la peripecia de una joven a la que las cosas no le salen bien.

"Había por lo menos 100 personas en la sala cuando todo empezó", dijo Jim Craft, el jefe de la policía de Lafayette, una ciudad de 120.000 personas. Se calcula que el espanto duró media hora, entre el momento en que Houser empezó a disparar y el que intentó fugarse por uno de los pasillos del complejo.

En medio, por lo menos una de las espectadoras logró hacer una llamada de emergencia policial con su celular. "Pudo llamar gracias a que un profesor, que también asistía a la función, la cubrió de uno de los balazos", dijo el policía.

Su relato abundó en episodios de ese tipo: de gente que intentó ayudar a otra en medio del espanto. Entre los heridos, algunos de ellos graves, hay personas de todo tipo. Desde adolescentes hasta adultos mayores.

"Tampoco estamos en condiciones de afirmar si Houser buscó algún tipo de venganza personal", dijo Craft.

El policía no quiso entrar en conjeturas sobre la posibilidad de que el asesino se haya inspirado en lo ocurrido en Aurora (Colorado). Pero la conjetura estuvo ayer presente todo el día.

Junto con ella se subrayaron dos datos adicionales. Uno, que el caso de Aurora estuvo muy presente en los últimos días en las noticias por su curso judicial, y otro, que justo acaba de cumplirse un nuevo aniversario -el tercero- de esa matanza.

Quienes exploraban la posibilidad de la conexión no dejaban de citar ninguno de los dos datos.

La masacre de Aurora

  • El antecedente directo del ataque en Louisiana fue la masacre en el condado de Aurora (Colorado), el 20 de julio de 2012, que dejó 12 muertos y 59 heridos
  • El ataque fue perpetrado con un arma de fuego en el cine Century 16 de esa localidad, durante el estreno de una película de Batman, The Dark Knight Rises
  • El asesino fue James Eagan Holmes, de 24 años. Hasta el mes anterior a la masacre, era estudiante de Medicina en la Universidad de Colorado

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.