El cazador que asesinó al león Cecil ahora mató a un carnero salvaje protegido

Aunque la cacería sucedió el año pasado, recién se conoció esta semana gracias a una publicación en Facebook
Aunque la cacería sucedió el año pasado, recién se conoció esta semana gracias a una publicación en Facebook
(0)
15 de julio de 2020  • 13:25

Walter James Palmer, un dentista estadounidense de 60 años, se hizo conocido en 2015 por matar al león Cecil en Zimbabwe, por lo que pagó 50.000 euros. Aunque el tiempo pasó, Palmer vuelve a ser noticia por un episodio similar: apareció una foto en Facebook en la que se lo puede ver tomando la cabeza de un carnero salvaje en peligro de extinción.

En esta oportunidad, el hombre viajó a Mongolia y pagó más de 80.000 euros para conseguir matar este animal, que está protegido, según consignó el diario Daily Mirror. El Argali ram es una subespecie de argalí y es el carnero salvaje más grande del mundo. Habita en Asia central.

Si bien la cacería que acabó con la vida del carnero salvaje sucedió el año pasado, la noticia recién se conoció esta semana a raíz de la publicación de una foto en Facebook donde Palmer y otro cazador posan junto al animal sin vida.

"He reservado más viajes de caza con este tipo en los últimos 20 años de los que hoy puedo contar. Juntos, hemos viajado a muchos lugares lejanos del mundo", escribió al pie de la foto que publicó Brent Sinclair, el compañero de Palmer.

Lo llamativo es que la foto no muestra enteramente los rostros y no se etiquetó nadie, probablemente por el historial del dentista que provocó rechazó mundial cuando mató al reconocido león Cecil.

El cazados que mató al león Cecil en 2015 volvió a hacerse noticia por cazar un cordero salvaje
El cazados que mató al león Cecil en 2015 volvió a hacerse noticia por cazar un cordero salvaje Fuente: Archivo

Después de que se diera a conocer la imagen, la organización Humane Society International manifestó su indignación: "Claramente, la matanza continúa".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.