Suscriptor digital

El emotivo último mensaje de James Foley a su familia antes de su muerte

John Foley, el padre de Jim, recibió el cariño de sus familiares durante la misa en honor al periodista
John Foley, el padre de Jim, recibió el cariño de sus familiares durante la misa en honor al periodista Fuente: EFE
El periodista había escrito una carta a su familia pero, como los captores se la retuvieron, le pidió a un compañero que fue liberado que la memorizara y se la dictara a la madre; contaba cómo vivía y enviaba palabras para sus padres, hermanos y abuela
(0)
25 de agosto de 2014  • 08:29

ROCHESTER, New Hampshire.- Durante el pasado mes de junio, el periodista estadounidense James Foley tuvo una inmensa necesidad de hablar con su familia, tras casi dos años de cautiverio. Les escribió una carta, pero no pudo llegar a destino. Los secuestrados del Estado Islámico (EI) que lo retenían a él, también detuvieron su misiva. Pero el reportero no se resignó y se le ocurrió una alternativa: pedirle a un compañero de cautiverio que estaba por ser liberado que recordara de memoria esa carta y se la transmitiera a su madre, Diane.

Diane recibió el mensaje, sin saber que sería las últimas palabras de su hijo que recibiría antes de su muerte, que fue registrada y difundida en un brutal video el martes pasado. Ayer, la familia de Foley hizo pública esa misiva en la página de Facebook creada, originalmente, para buscar al periodista y que derivó en un santuario virtual para el hombre de 40 años.

"Recuerdo las idas al centro comercial con papá, un paseo en bicicleta muy largo con mamá. Recuerdo tantos grandes momentos familiares que me llevan lejos de esta prisión. Los sueños de la familia y amigos me llevan lejos y la felicidad llena mi corazón", comienza la carta de Foley dirigida a su "familia y amigos".

En el mensaje, en el que demostró su aferro a la fe católica, Foley le contaba a su familia que estaba detenido junto a otros 17 rehenes, con quienes denota que mantiene un fuerte lazo de camaradería. Según cuenta, pasaban el tiempo hablando de películas y deportes, e improvisaban juegos con escombros que hallaban en sus celdas.

El periodista contaba además que los rehenes recibían alimentos a diario y que se les daba té y café, y que había recuperado el peso que había perdido el año pasado.

Finalmente, en el fragmento más emotivo de la carta, Foley le dedicó palabras a cada miembro de su familia.

Foley fue secuestrado en 2012 mientras cubría la crisis en Siria. El grupo radical Estado Islámico publicó el martes pasado un video en Internet que muestra su decapitación.

La carta completa

Queridos familiares y amigos:

Recuerdo las idas al centro comercial con papá, un paseo en bicicleta muy largo con mamá. Recuerdo tantos grandes momentos familiares que me llevan lejos de esta prisión. Los sueños de la familia y amigos me llevan lejos y la felicidad llena mi corazón.

Sé que están pensando en mí y rezando por mí. Y estoy muy agradecido por eso. Los siento a todos ustedes, especialmente cuando rezo. Yo rezo para que ustedes se mantengan fuertes y que crean. Realmente siento que puedo tocarlos incluso en esta oscuridad cuando rezo.

"Nos han mantenido a dieciocho de nosotros juntos en una celda, lo cual me ha ayudado. Nos hemos tenido unos a otros para tener largas e interminables conversaciones sobre películas, curiosidades, deportes. Hemos jugado partidos inventados con restos que encontramos en nuestra celda... Hemos encontrado formas de jugar a las damas, el ajedrez y el Risk [un juego de estrategia]... y hemos tenido torneos de competencia, pasando algunos días preparando estrategias para el juego o la clase del día siguiente. Los juegos y la enseñanza de unos a otros han ayudado a pasar el tiempo. Han sido de gran ayuda. Repetimos historias y nos reímos para romper la tensión.

He tenido días débiles y fuertes. Estamos muy agradecidos cuando liberan a alguno; pero claro, añoramos nuestra propia libertad. Tratamos de animar a los demás y compartir la fuerza. Estamos siendo alimentados mejor ahora y todos los días. Tomamos té, y ocasionalmente café. He recuperado la mayor parte de mi peso perdido el año pasado.

Pienso mucho en mis hermanos y hermana. Recuerdo jugar Hombre lobo en la oscuridad con Michael y muchas otras aventuras. Pienso en perseguir a Mattie y T alrededor de la barra de la cocina. Me hace feliz pensar en ellos. Si queda dinero en mi cuenta bancaria, quiero que vaya a Michael y Matthew. Estoy tan orgullosa de ti, Michael, y agradecido a ti por los recuerdos felices de la niñez y a vos y a Kristie por los felices recuerdos adultos.

Y big John, cómo disfruté visitarte a ti y a Cress en Alemania. Gracias por la bienvenida. Pienso mucho en RoRo y trato de imaginar cómo será Jack. ¡Espero que tenga la personalidad de RoRo!

Y Mark ... tan orgulloso de ti también, hermano. Pienso en ti en la Costa Oeste y espero que estés haciendo snowboard y camping, especialmente me acuerdo de nosotros yendo Comedy Club en Boston juntos y nuestra gran abrazo después. Los momentos especiales me mantienen esperanzado.

Katie, tan tan orgulloso de ti. ¡¡Vos sos la más fuerte y la mejor de todos nosotros!! Pienso en ti trabajando tan duro, ayudando a la gente como enfermera. Estoy muy contento de que te mandé un mensaje de texto justo antes de que me capturaran. Rezo para poder ir a tu boda… ¡¡Ahora estoy hablando como Grammy [Abuela]!!

Abuela, por favor tomá tu medicina, caminá y seguí bailando. Tengo la intención de llevarte a Margarita cuando llegue a casa. Mantente fuerte porque voy a necesitar tu ayuda para recuperar mi vida.

Jim

El mensaje del Papa

El papa Francisco pidió oraciones para que termine "la violencia insensata" y para "un amanecer de paz y reconciliación entre los hombres" en un mensaje que fue leído durante la misa, ayer, por James Foley.

En el mensaje de Francisco leído ayer al final de la misa celebrada en la Iglesia de Rochester, en New Hampshire, en Estados Unidos, a la que suele acudir la familia de Foley, según informó hoy Radio Vaticana.

El papa argentino también en su carta se unió al dolor de los familiares, amigos y colegas del periodista y les aseguró su cercanía espiritual y su oración.

El pasado 21 de agosto, Francisco mantuvo una larga conversación telefónica con la madre de Foley y "quedó fuertemente impresionado por la gran fe de la mujer", según informó el subdirector de la Oficina de Prensa del Vaticano, Ciro Benedettini.

Foley procedía de una familia católica y estudió en la "Marquette University" que gestionan los jesuitas en el estado de Wisconsin.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?