El estrangulamiento y la técnicas de inmovilización, bajo la lupa de las policías en el mundo

(0)
3 de junio de 2020  • 15:03

LE PECQ, Francia.- Tres días después de la muerte de George Floyd provocada por un oficial de policía de Minneapolis,otro hombre negro se retorcía en el asfalto de una calle en París cuando un oficial de policía presionó una rodilla en su cuello durante un arresto.

Las técnicas de inmovilización en las que los agentes presionan con las rodillas a los sospechosos se utilizan en todo el mundo y fueron objeto de críticas durante mucho tiempo. Una razón por la cual la muerte de Floyd está provocando enojo y conmueve a todo el mundo es que esas técnicas son causa de asfixias y muertes bajo custodia policial más allá de las costas estadounidenses, y a menudo involucran a sospechosos no blancos.

"No podemos decir que la situación estadounidense es ajena a nosotros", dijo el legislador francés Francois Ruffin, quien impulsa la prohibición de detenciones policiales boca abajo que están asociadas con múltiples muertes en Francia , un esfuerzo parlamentario suspendido por la pandemia de coronavirus .

El arresto en París el 28 de mayo de un hombre negro que fue momentáneamente inmovilizado boca arriba con la rodilla y la parte superior de la pierna de un oficial sobre mandíbula, cuello y parte superior del pecho del sospechoso, es uno de los casos más recientes que fue comparado con el asesinato de Floyd el 25 de mayo en Minneapolis.

El arresto en París fue filmado por transeúntes y ampliamente compartido en las redes. La policía dijo que el hombre conducía bajo la influencia de drogas y alcohol y sin licencia y que se resistió al arresto e insultó a los agentes. Su caso ya está en manos de los fiscales.

En Hong Kong , donde el comportamiento policial es un tema candente después de meses de protestas antigubernamentales, la policía de la ciudad dice que está investigando un caso documentado con filmación sobre la muerte de un hombre que en mayo fue inmovilizado boca abajo durante su arresto mientras los agentes presionaban con sus rodillas sobre hombro, espalda y cuello.

Las normas y procedimientos de la policía sobre estrangulamientos y restricciones varían en cada país.

En Bélgica , el instructor de policía Stany Durieux dice que reprende a los alumnos "cada vez que veo una rodilla aplicada en la columna vertebral".

"También está prohibido apoyarse con todo el peso del cuerpo sobre un sospechoso, ya que esto puede aplastar su caja torácica y asfixiarlo", dijo.

Además del repudio de la policía y expertos en los Estados Unidos , la muerte de Floyd también fue criticada en el extranjero por agentes de seguridad que se desligaron del comportamiento del policía de Minneapolis. Derek Chauvin fue acusado de asesinato en segundo grado después de ser filmado ejerciendo presión con la rodilla sobre el cuello de Floyd hasta que dejó de gritar porque no podía respirar y finalmente dejó de moverse.

En Israel , el vocero de la policía, Micky Rosenfeld, dijo que "no hay táctica ni protocolo que autorice a presionar el cuello o las vías respiratorias".

En Alemania , los agentes pueden ejercer presión brevemente en el costado de la cabeza de un sospechoso pero no en el cuello , dice el sindicato de policía alemán GdP.

En Gran Bretaña , la Facultad de Policía dice que los sospechosos rebeldes deben colocarse de costado, sentados, arrodillados o de pie "tan pronto como sea posible". La indicación en el sitio web de la fuerza policial de Londres desalienta el uso de presión sobre el cuello, diciendo que "cualquier forma de presión en esa área puede ser muy peligrosa".

Incluso dentro de cada país, los procedimientos pueden variar.

La abultada Guía de Patrulla, de cientos de páginas de largo, para el Departamento de Policía de Nueva York dice en mayúsculas en negrita que los agentes "NO DEBERÁN" usar estrangulamientos y deben "evitar acciones que puedan provocar compresión en el pecho, como sentarse, arrodillarse o pararse sobre un pecho o espalda del sujeto, reduciendo así la capacidad de la persona para respirar ".

Pero el ahorcamiento con un brazo alrededor del cuelo, bloqueando el flujo de sangre, estaba permitido por la policía en San Diego antes de que la muerte de Floyd desencadenara un cambio. El jefe de policía David Nisleit dijo que esta semana ordenaría el fin de esa táctica.

En Francia se desaconseja que los gendarmes presionen los órganos vitales de los sospechosos rebeldes y ya no se les permite aplicar presión en el cuello, dijo el coronel Laurent De La Follye de Joux, jefe de entrenamiento de la fuerza.

"No es necesario ser médico para comprender que es peligroso", dijo.

Pero las instrucciones para la Policía Nacional, la otra fuerza de seguridad en Francia, parecen dar más margen de maniobra a sus agentes. Las normas emitidas en 2015, dicen que la presión sobre el pecho de un sospechoso rebelde "debería ser lo más corta posible".

Christophe Rouget, del sindicato francés de policías que dio su opinión en marzo a los legisladores sobre la propuesta de prohibir las técnicas sofocantes, dijo que si los agentes no sacan su arma o no utilizan pistolas paralizantes, la opción más segura para detener a los sospechosos es inmovilizarlos boca abajo.

"No tenemos 5000 opciones", dijo. "Todas las policías del mundo utilizan estas técnicas porque representan menor peligro. Lo único es que deben ser bien utilizadas. En los Estados Unidos, vimos que no se usaba bien, con presión aplicada en el lugar equivocado y durante demasiado tiempo ".

Agregó que el "verdadero problema" en Francia es que los agentes no reciben suficiente capacitación continua después de su graduación en la escuela de policía.

"Hay que entrenarlos adecuadamente para que dominen la técnica", dijo.

Agencia AP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.