El nuevo rey de Arabia Saudita designó a su heredero tras la muerte de Abdullah