El príncipe heredero saudita dijo que usaría "una bala" contra Khashoggi, según The New York Times

El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, dijo en 2017 que usaría "una bala" contra el periodista Jamal Khashoggi,
El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, dijo en 2017 que usaría "una bala" contra el periodista Jamal Khashoggi, Fuente: AFP
(0)
8 de febrero de 2019  • 16:18

GINEBRA.- El príncipe heredero Mohammed ben Salman de Arabia Saudita dijo a un importante ayudante en una conversación en 2017 que usaría "una bala" contra Jamal Khashoggi , luego asesinado en octubre 2018, si el periodista no regresaba al reino y ponía fin a sus críticas al gobierno saudita. La información surge de actuales y antiguos funcionarios estadounidenses y extranjeros con conocimiento directo de los informes de inteligencia, según el diario The New York Times.

El brutal crimen, descrito por expertos turcos y estadounidenses como resultado de un complejo complot, desató una crisis entre Riad y la comunidad internacional, incluso sus aliados más cercanos, como Estados Unidos, Reino Unido y Francia.

The New York Times cita que la conversación, interceptada por las agencias de inteligencia estadounidenses, es la evidencia más detallada hasta la fecha de que el príncipe heredero consideró asesinar a Khashoggi, columnista del Washington Post, mucho antes de que un equipo de agentes saudíes lo estrangulara dentro del Consulado Saudí en Estambul , Turquía y desmembrara su cuerpo con una sierra para huesos el 2 de octubre de 2018.

Según las fuentes, Ben Salman conversó con su ayudante Turki Aldakhilla sobre la situación de Khashoggi, que ya había incomodado a las autoridades del régimen por sus crecientes críticas a las políticas del gobierno, en septiembre de 2017.

En esa conversación, el príncipe Mohammed dijo que si Khashoggi no regresaba a Arabia Saudita, debería ser devuelto por la fuerza. Si ninguno de esos métodos funcionaba, entonces iría tras él "con una bala", según los funcionarios familiarizados con uno de los informes de inteligencia, que se produjo a principios de diciembre.

The New York Times también consigna que los analistas de inteligencia estadounidenses llegaron a la conclusión de que el príncipe Mohammed podría no haber dicho la frase literalmente, aunque sí como metáfora para enfatizar que tenía toda la intención de matar.

Al mismo tiempo, la relatora de la ONU sobre la tortura, Agnes Callamard, afirmó ayer que el periodista Jamal Khashoggi fue víctima de "un asesinato brutal y premeditado" que fue "planeado y perpetrado por funcionarios de Arabia Saudita". Callamard recopiló información de diversas fuentes durante una visita oficial que hizo a Turquía la semana pasada y hoy presentó sus conclusiones.

Turquía, que está realizando su propia investigación sobre el asesinato de Khashoggi, se ha visto frustrada y ha denunciado que los sauditas no cooperan, y ha pedido una averiguación internacional en torno al caso.

Como novedad, tras negar durante varias semanas que Khashoggi murió en el consulado, Arabia Saudita finalmente abrió procesos a 11 personas, incluidos allegados del príncipe, y ha pedido que cinco de ellos reciban la pena de muerte. Pero ha eximido de toda culpa al poderoso príncipe heredero.

Callamard contó también que tuvo acceso a "partes de audios espantosos y escalofriantes obtenidos y conservados por la agencia turca de inteligencia". La relatora y su equipo continuarán con su investigación en las próximas semanas, para presentar un informe final en junio ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Agencia AP y The New York Times

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.