Elecciones en Italia: quiénes son los principales candidatos en la Argentina, donde hay 800.000 votantes

Elecciones en Italia
Elecciones en Italia Fuente: Archivo
Rubén Guillemí
(0)
24 de febrero de 2018  • 18:08

Son definidas como las elecciones más difíciles desde que se creó la república italiana en 1946. Las encuestas previas muestran que todo puede pasar el próximo 4 de marzo: un triunfo de la derecha de los aliados del ex primer ministro Silvio Berlusconi, de la izquierda liderada por el Partido Democrático en el gobierno, o incluso de la agrupación antisistema 5 Estrellas de Beppe Grillo.

Pero las elecciones ya comenzaron para los italianos que votan por correo desde la Argentina (y para un total de 4 millones de votantes que residente fuera de Italia) que tienen tiempo hasta el próximo miércoles para enviar su sufragio.

Y la Argentina, donde los descendientes de italianos forman la mayor comunidad europea en el país superando incluso a los españoles, tiene además con sus 800.000 empadronados la mayor cantidad de votantes fuera de la península.

Pese al número enorme de legisladores que tiene el Parlamento bicameral italiano, con 945 bancas, los que emiten su voto desde el extranjero pueden marcar realmente una diferencia con las 18 bancas que se eligen en el exterior. Esta vez cada voto cuenta. Las encuestas previas dan un resultado tan ajustado entre la coalición de centro-derecha (38% de los votos), el partido antisistema 5 Estrellas (27%) y la coalición de centro-izquierda (23%), que quienquiera que obtenga la mayoría necesitará negociar voto por voto para poder formar gobierno.

Pero el eje de las cuestiones que interesan a los italianos en el extranjero es bastante diferente de los de la península, que están preocupados por el desempleo, la crisis económica y la inmigración descontrolada. Los candidatos de las diez listas que compiten en la circunscripción América del Sur (una de las cuatro circunscripciones italianas en el exterior), que tiene asignados en el Parlamento 4 diputados y dos senadores, coinciden en que el principal tema que preocupa a los italianos fuera de la península es el deterioro de la red de consulados donde por ejemplo el trámite de un pasaporte puede durar varios años con aranceles prohibitivos para muchos ciudadanos.

Francisco Nardelli, candidato a senador
Francisco Nardelli, candidato a senador Fuente: Archivo

“Este el resultado de una política de desinversión que se viene aplicando desde 2008”, dijo a la nación el argentino-italiano Francisco Nardelli, que aspira a una banca en el Senado por la Unión Sudamericana de Emigrantes Italianos (USEI).

“Italia es hoy el país europeo que menos fondos destina a su red exterior. Y va más allá de la cuestión administrativa consular. El año pasado, por ejemplo, se invirtieron apenas 12 millones de euros para la promoción de la lengua italiana en el mundo. Holanda destinó 40 millones de euros para la promoción de su idioma, España 130 millones y Alemania casi 400 millones. Y los resultados de esta desinversión son catástróficos para la difusión de la cultura italiana”.

Piero de Benedictis
Piero de Benedictis Fuente: Archivo

En la misma línea Piero de Benedictis, el popular cantante argentino más conocido como Piero, aspira esta vez a una banca en Diputados precisamente para revitalizar los lazos culturales italianos con el exterior. “Italia perdió presencia en América Latina, si recordamos por ejemplo la relevancia que tenía aquí en los años 60 o 70 el Festival de la canción de San Remo”, recordó Piero a la nación.

“Yo quiero aprovechar mi popularidad para gestionar un mayor intercambio a nivel del arte, la ciencia y el cine”, dijo Piero. Desde su sitio Proyecto Itálicos el cantante sueña con crear “una suerte de Commonwealth Italiano” con los millones de ciudadanos y descendientes de la diáspora (se estima que equipara a los 60 millones que viven en la península) para promover la riqueza cultura italiana.

Eugenio Sangregorio
Eugenio Sangregorio Fuente: Archivo

Eugenio Sangregorio, candidato a diputado por la USEI, afirma además que Italia obtendría amplios beneficios económicos del fortalecimiento de sus lazos con la región. “Fuera de algunas grandes empresas como Fiat o Pirelli, la economía italiana se mueve gracias a las pymes. Y yo creo que una alianza económica estratégica con Argentina y del Mercosur con la Unión Europea puede ser muy beneficiosa para los dos partes”, aseguró.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.