En un día más calmo, Chile debate nuevas fórmulas para salir de la crisis

Los estudiantes esperan tomar el metro después de limpiar las calles dañadas por las protestas contra el gobierno de Piñera
Los estudiantes esperan tomar el metro después de limpiar las calles dañadas por las protestas contra el gobierno de Piñera Crédito: AP
Víctor García
(0)
24 de octubre de 2019  • 12:23

SANTIAGO, Chile.- A punto de cumplirse una semana del estallido social que afecta a Chile, el gobierno del presidente Sebastián Piñera y el espectro político estudian diversas fórmulas para buscar una escapatoria a la crisis, mientras numerosas marchas y movilizaciones continúan realizándose a lo largo del país.

El paquete de medidas de índole social y el mea culpa que realizó el mandatario con un pedido de perdón por no prever el conflicto, no han bastado para contener el desborde de una ciudadanía que, por las mañanas, intenta recuperar la normalidad trasladándose hacia sus lugares de trabajo y que en las tardes protesta con fuerza.

Santiago se levantó en un clima de mayor tranquilidad que los días anteriores, y los ciudadanos lentamente han experimentado un clima de mayor paz. Varios supermercados ampliaron su horario de atención de forma gradual y otros anunciaron que bajarán sus cortinas a las 16 horas. El transporte público también tendió a regularizarse en las capitales regionales y en la capital las líneas 1, 3 y 6 del subte continuaron operando con limitaciones, pero trasladaron a muchísimas más personas.

"Esta agenda va a significar un enorme esfuerzo del Estado para poder financiarla, pero estamos convencidos de que vale la pena", dijo hoy Piñera en el Palacio de La Moneda acompañado del ministro del Interior, Andrés Chadwick, y el ministro de Energía Juan Carlos Jobet. El presidente realizó anuncios ligados a la estabilización del precio de la energía, cuyo efecto inmediato se traduciría en que las facturas van a disminuir un 9,2% de promedio, en una medida que duraría hasta diciembre de 2020.

El gobierno analiza alternativas para salir de la crisis y se reunió con intelectuales para proyectar medidas para mitigar la situación del país
El gobierno analiza alternativas para salir de la crisis y se reunió con intelectuales para proyectar medidas para mitigar la situación del país Crédito: Europa Press

"Queremos anular esta alza en el precio de la energía que habría afectado 7 millones de chilenos", agregó el gobernante. "Nuestra intención es avanzar con la mayor fuerza pero también con total prudencia en este proceso de normalización para terminar los toques de queda y levantar los estados de emergencia. Este proceso de normalización está ligado con lo que podamos hacer en materia de orden público y de seguridad ciudadana", expresó Piñera.

Reuniones con intelectuales

Además de los anuncios, y en la búsqueda de sumar nuevas visiones que deriven soluciones que conecten con el movimiento, Piñera ha sostenido varias reuniones con intelectuales y líderes de opinión chilenos. "El Presidente nos invitó para que le diéramos nuestra opinión sobre cómo estamos viendo la situación del país y cuáles son las medidas que se pueden seguir tomando. Obviamente las cuatro personas no pensamos lo mismo, pero todos lo hicimos en un espíritu de colaboración", aseguró a la salida de la cita el socialista José Antonio Viera-Gallo, exministro secretario general del primer gobierno de Michelle Bachelet.

El cúmulo de fórmulas para enfrentar el complejo momento ha contenido diversas propuestas. El expresidente Ricardo Lagos, incluso, dijo ante el contexto podía ser el momento de una nueva Constitución. "Cada veinte y veinticinco años ha habido que hacer reformas constitucionales, la constitución del año 25 duró hasta el 73, hace ya mucho tiempo que tenemos esto y puede ser el momento de una nueva Constitución, pero sobre eso hay que escuchar a la gente", reflexionó el exjefe de Estado.

Trabajadores arreglan una cortina de hierro que protege a un banco, después de que se cortó un agujero triangular en la cortina en un intento de saqueo durante las protestas
Trabajadores arreglan una cortina de hierro que protege a un banco, después de que se cortó un agujero triangular en la cortina en un intento de saqueo durante las protestas Crédito: AP

Para Mauricio Morales, director del Centro de análisis político de la Universidad de Talca, las soluciones tiene que partir con un piso elemental que es "la restitución del orden público". "Es condición necesaria para cualquier clase de arreglo, además de varias medidas que concretar. Otra sería acortar el período de toque de queda hasta concluirlos, pero manteniendo fuerte resguardo policial especialmente en las estaciones de subte. Y en tercer lugar, leer este conflicto como un estadillo social y no como un estallido delictual", planteó el académico en conversación con LA NACIÓN.

"En cuarto lugar, acelerar y comprometer los plazos para aprobar los cambios que el propio Piñera propuso, especialmente en torno al ingreso mínimo garantizado y la reforma al sistema de pensiones. Y hay un quinto que tema que es clave, y sería i ntervenir el gabinete comenzando por el Ministro del Interior. Ahí la idea es una especie de reinauguración del propio Gobierno para enfrentar los dos años de mandato restantes. De igual modo, debiesen asumir políticos más jóvenes en cargos relevantes", dijo Morales.

Por otra parte, el intelectual planteó que para avanzar en cambios viables, el gobierno "tendría que llamar a todas las fuerzas políticas y sociales a escribir una nueva Constitución". "El problema es que esa postura no es muy creíble para un gobierno de derecha porque Piñera sabe que Bachelet intentó hacer esto y que fracasó rotundamente. Y si las fuerzas políticas no se ponen de acuerdo en los contenidos de la Nueva Constitución, entonces Piñera puede decir que tuvo la voluntad pero que no funcionó", reflexionó.

De igual modo, desde sectores de la izquierda como el Partido Comunista y partidos del Frente Amplio han surgido planteos que buscan concretar una acusación constitucional contra Sebastián Piñera. "Como Partido Comunista hemos empezado a hacer un estudio de una eventual acusación en contra del Presidente. Creemos que es la forma de fiscalizar los actos de gobierno, dado que en este país la renuncia no está contemplada en la Constitución", dijo el diputado comunista Hugo Gutiérrez. Sin embargo, hay que saber que en el sistema presidencial chileno no existe la posibilidad de realizar un voto de censura o de adelantar las elecciones como ocurre en los regímenes parlamentarios europeos.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.