En Jerusalén, el papa Francisco bendijo a una joven argentina y a otros 8 niños