Fentanilo: la droga que mató a Prince es ahora la favorita de los narcotraficantes mexicanos

El opiáceo sintético es la nueva sustancia que se ha convertido en una letal epidemia en varios estados norteamericanos; es 40 veces más potente que la heroína y 20 veces más rentable que el derivado de la amapola
Azam Ahmed
(0)
11 de junio de 2016  

Prince
Prince Fuente: Archivo

CIUDAD DE MÉXICO.- La droga que mató a Prince, el fentanilo, ya es la favorita de los carteles mexicanos, porque es potente al extremo, muy popular en Estados Unidos, y sumamente rentable, según las autoridades norteamericanas.

Las fuerzas de la ley y las autoridades fronterizas de Estados Unidos advierten que los carteles mexicanos no sólo reciben cargamentos de fentanilo desde China, sino que lo están produciendo en sus laboratorios para abastecer la creciente demanda de opiáceos y medicamentos de los estadounidenses.

"En términos de rentabilidad, ésta es la verdadera nueva mutación de los carteles", dice Jack Riley, subdirector de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés). "Es perfecto para el mecanismo de marketing de los carteles. Estaban preparados."

La investigación judicial determinó que Prince murió de una sobredosis de fentanilo en abril, pero nadie sabe cómo fue que obtuvo la droga. El fentanilo, un opiáceo sintético, es recetado por los médicos a pacientes con cáncer o como una terapia paliativa en pacientes terminales.

Pero la circulación de fentanilo ilegal está alcanzando niveles que no se veían desde 2006, cuando una seguidilla de muertes por sobredosis de esa droga en Estados Unidos condujo a un mismo laboratorio, en México.

La popularidad del fentanilo entre los carteles responde a una mecánica ya conocida: cambios en el mercado de drogas ilegales y un básico oportunismo. Como los controles sobre las drogas recetadas hicieron aumentar aún más el precio de pastillas como la oxicodona, los carteles dieron por descontado que los consumidores optarían por la heroína: era más barata y fácil de obtener.

Ahora llegó el fentanilo, que puede ser fabricado en un laboratorio, sin necesidad de cultivar amapolas, y que es una variante mucho más lucrativa, y también más letal.

Cientos de estadounidenses han muerto de sobredosis relacionadas con el fentanilo en los últimos años. Pero la droga ofrece ingentes márgenes de ganancia a las redes criminales de algunos lugares como Massachusetts, donde la adicción al fentanilo alcanza niveles de epidemia.

Un kilo de heroína comprado en Colombia por unos 6000 dólares puede venderse al por mayor por 80.000 dólares en Estados Unidos, según datos de la DEA. Pero un kilo de fentanilo puro, comprado en China por menos de 5000 dólares, es tan potente que puede cortarse con talco o cafeína hasta obtener entre 16 y 24 kilos. Cada uno de esos kilos puede venderse al por mayor por 80.000 dólares, que se traducen en 1,6 millones de dólares cuando ese kilo es vendido al menudeo en las esquinas.

"Los carteles y los traficantes no son estúpidos", dice Jorge Javier Romero Vadillo, profesor del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), de Ciudad de México. "Son actores económicos racionales, cuyas acciones y decisiones responden estrechamente a la demanda."

Los funcionarios mexicanos temen que las advertencias de Estados Unidos sobre la responsabilidad de los carteles en la generalizada producción y comercialización del fentanilo sea una acusación instintiva contra México, cuando todavía los datos oficiales sobre el tráfico de fentanilo desde México son escasos.

Sin embargo, al sur de la frontera se han realizado importantes incautaciones de la droga. Hace seis meses, los agentes mexicanos descubrieron 27 kilos -una dosis equivalente a casi una tonelada de heroína- en un remoto rincón del estado de Sinaloa. El operativo también descubrió unas 19.000 tabletas marcadas para que parezca oxicodona.

Hace más de un año que la DEA advierte sobre la epidemia de fentanilo en Estados Unidos. La potencia de la droga, unas 40 veces mayor que la de la heroína, la ha convertido en la favorita de muchos adictos y en una opción muy lucrativa para los vendedores. Según los expertos, rebajado y vendido con menor pureza, el fentanilo puede ser 20 veces más rentable que la heroína, o incluso más.

El año pasado, las autoridades fronterizas de Estados Unidos incautaron unos 100 kilos de opiáceos sintéticos, como el fentanilo, mayormente en la frontera sudoeste. Si bien se trata de cifras todavía pequeñas, el aumento es alarmante: en 2014, se incautaron menos de 4 kilos. Desde 2010, el fentanilo incautado en Estados Unidos se ha multiplicado por 20, de las 640 muestras analizadas a las 13.002 de 2015, según datos de la DEA.

Las muertes por sobredosis aumentaron al mismo ritmo que la creciente disponibilidad de la droga: entre fines de 2013 y fines de 2014, últimos años de los que se tienen cifras, murieron más de 700 estadounidenses a causa del fentanilo.

Los funcionarios dicen que los carteles usan el fentanilo de varias maneras. Por ejemplo, mezclándolo con heroína para aumentar su potencia, una combinación conocida en México como "diablito". También pueden diluirla para ser ingerida directamente. La dosis para una ingesta directa es tan pequeña como un par de granos de sal. Sin embargo, es creciente el enmascaramiento del fentanilo como falsa oxicodona, una confirmación de que el reciente auge de la adicción a la heroína en Estados Unidos es fruto del abuso de analgésicos recetados.

Algunos expertos son más cautos en cuanto al rol de los carteles, y dicen que los datos disponibles son aún insuficientes para afirmar que estén involucrados de manera generalizada. La mayoría de las incautaciones de drogas en México siguen siendo de heroína, cocaína y metanfetaminas.

Pero otros sospechan que esas cifras tan bajas se deben a que las autoridades mexicanas no realizan el análisis de fentanilo a las drogas incautadas. La DEA dice que la relativa novedad del abuso de fentanilo implica que los agentes todavía buscan los primeros indicios de esa tendencia en las calles. En estados como California, Massachusetts y New Hampshire, se ha producido un alarmante aumento de las muertes por sobredosis y de la penetración del fentanilo en los mercados de droga locales.

Las autoridades de esos estados también culpan a los carteles mexicanos.

Un producto adictivo y letal

Los adictos lo usan en reemplazo de la oxicodona

Opiáceo

El fentanilo es un opiáceo sintético utilizado por pacientes afectados por el cáncer o para cuidados paliativos

Adicción

Es 40 veces más potente que la heroína y 20 veces más rentable que el derivado de la amapola

El proceso

Los carteles mexicanos compran el producto en China y lo procesan en laboratorios clandestinos

Muertes

Durante 2013 y 2014 unos 700 norteamericanos murieron por sobredosis relacionadas con el fentanilo

Traducción de Jaime Arrambide

Por: Azam Ahmed
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.