La Iglesia y la ONU llaman al diálogo mientras escala la crisis en Bolivia

El opositor Luis Camacho insiste en su desafío de entregar personalmente la carta de renuncia a Evo
(0)
8 de noviembre de 2019  

LA PAZ.- Las protestas se dejaban sentir nuevamente ayer en nueve de las diez mayores ciudades en Bolivia, casi tres semanas después de las discutidas elecciones, mientras la ONU y la Iglesia llamaron a las partes a contener la creciente espiral de violencia.

En medio del caos de marchas, cortes y barricadas, la atención se trasladó a la insistencia del líder opositor Luis Camacho por entregarle una carta de renuncia al presidente Evo Morales, a quien le exige dar un paso al costado por las irregularidades de los comicios del 20 de octubre.

Camacho declaró que no cederá hasta entregarle la carta de renuncia para que la firme y se negó a dejarla en una ventanilla del palacio presidencial, a pesar de que el gobierno descartó que vaya a ser recibido. "No nos vamos a mover hasta que podamos hacer entrega efectiva de la carta", dijo Camacho en conferencia de prensa en La Paz.

Sin revelar día y hora, dijo que le llevará la carta a Evo acompañada de una Biblia "para que Dios vuelva al palacio" de gobierno, aduciendo que fue sacado por el mandatario izquierdista cuando llegó al poder en 2006. Y agregó, en otro desafío, que la carta será entregada en el viejo Palacio Quemado, la casa de gobierno desde 1845, y no en la vecina Casa Grande del Pueblo, una torre de 29 pisos inaugurada en 2018, donde Morales tiene su despacho.

La misión de la ONU en Bolivia expresó por su parte "su absoluto rechazo a cualquier forma de violencia" e hizo "un llamado inexorable al diálogo como única vía para evitar más muertes y recuperar la paz",

La declaración aludía a las tres muertes sucedidas desde el estallido de la crisis, la tercera de las cuales se dio en los incidentes de anteayer en Cochabamba, que dejaron además 90 heridos. La semana pasada otros dos opositores murieron en Santa Cruz en choques similares.

Al pedido de calma se sumó la Iglesia Católica, que a través del arzobispo de Santa Cruz, Sergio Gualberti, instó a las partes a "apostar por el diálogo y la concertación para buscar soluciones pacíficas".

En un mensaje en su cuenta de Twitter, Evo expresó su "profundo pesar" por la muerte del manifestante Limbert Guzmán en Cochabamba, "víctima inocente de la violencia promovida por grupos políticos que alientan el odio racial entre hermanos bolivianos".

El vicepresidente Álvaro García pidió a su vez que se suspendan las movilizaciones hasta que concluya la auditoría electoral que realiza un equipo de la Organización de Estados Americanos (OEA). "Después veremos si hubo o no fraude", dijo a la prensa. Se espera que el informe esté concluido el lunes o martes.

El candidato opositor Carlos Mesa, que lidera junto con Camacho las denuncias contra Evo, dijo a través de su cuenta de Twitter que Limbert Guzmán había sido "asesinado" por simpatizantes del presidente y acusó al gobierno de instigar la violencia.

Escarnio

Otro grave incidente tuvo como blanco a la alcaldesa Patricia Arce, de la localidad de Vinto, que fue rapada, bañada en pintura roja y obligada a caminar descalza por las calles de ese poblado de la región central de Cochabamba.

Arce debió ser rescatada por la policía en la tarde del miércoles, después de haber permanecido más de una hora en manos de una turba enardecida, que la sometió a un escarnio público. Leal partidaria del presidente, fue sacada por la fuerza de su despacho y el edificio municipal fue incendiado. El grupo de opositores la obligó a caminar descalza casi cinco kilómetros. Imágenes de televisión la mostraron en el suelo, con el cabello cortado y bañada desde la cabeza a los pies con pintura roja.

Ante la brutal escalada de la violencia y de la retórica de los dos sectores, los obispos bolivianos iniciaron gestiones preliminares con las autoridades para establecer un diálogo. "Ya se ha tomado contacto con el gobierno, estamos esperando la respuesta", dijo el arzobispo de Sucre, Jesús Juárez.

Evo Morales llegó debilitado a las elecciones del 20 de octubre por escándalos de corrupción, acusaciones de autoritarismo y su empeño en presentarse a estos comicios en busca de su cuarto mandato consecutivo.

Un referéndum de 2016 le negó esa posibilidad, pero Evo fue finalmente habilitado por una polémica resolución judicial.

Agencias AFP, ANSA y Reuters

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.