La polémica por los abusos se reavivó y empañó la despedida del Papa de Chile