La tregua sólo siembra más dudas en israelíes y palestinos

Volvió cierto clima de normalidad con el alto el fuego, pero nadie sabe en qué terminarán las negociaciones y hay temor a más violencia
Beatriz Lecumberri
(0)
12 de agosto de 2014  

JERUSALÉN.- Despertarse sin el estruendo de las bombas israelíes y sin las sirenas que anuncian la llegada inminente de un cohete desde Gaza hace pensar en un retorno a la normalidad. Ayer, los pescadores de Gaza salieron a faenar y los mercados abrieron sus puertas, centenares de familias regresaron a sus casas en el norte y sur de la Franja para comprobar si aún seguían en pie, y los parques y cafeterías del sur de Israel volvieron a frecuentarse.

Pero la impresión de tranquilidad es ficticia y en ambas partes perdura el miedo ante una reanudación de la violencia y la incertidumbre ante las negociaciones contra reloj que se llevan a cabo en El Cairo.

Es el quinto alto el fuego decretado desde que empezó la operación Barrera Protectora en Gaza, el 8 de julio. Algunos de ellos duraron tan sólo algunas horas y el más largo, tres días. Todos se saldaron sin resultados y el balance de víctimas siguió creciendo hasta llegar a 2000 muertos, 1900 de ellos palestinos.

Israelíes y palestinos tienen muy poca información sobre qué se está discutiendo en El Cairo, aunque los resultados puedan cambiar radicalmente sus vidas. ¿Qué concesiones son factibles? ¿Israel está negociando con el movimiento Hamas o con una delegación palestina compuesta por diversas facciones? ¿Cuál es el interés de Egipto en esta mediación? ¿Es diferente este alto el fuego del decretado la semana pasada?

"Sí", responde sin dudar a LA NACION Xavier Abu Eid, vocero de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). "Está habiendo progresos concretos", agrega sin dar más detalles.

En los gobiernos israelí y palestino las fisuras provocadas por el conflicto son cada día más visibles. En Israel, varios ministros confesaron que el premier, Benjamin Netanyahu, les presenta los hechos consumados y no tienen la posibilidad de mostrar su desacuerdo. Del lado palestino, el presidente Mahmoud Abbas guarda un silencio sepulcral desde hace días, lo que genera dudas y decepción.

"Palestina tiene en El Cairo una única delegación compuesta por distintas facciones y sus demandas son las de todos los palestinos y son además obligaciones que Israel tiene por acuerdos que ha firmado. Levantar el bloqueo de Gaza, conectar Gaza y Cisjordania, reconstruir un puerto y un aeropuerto en Gaza o liberar a un cierto número de presos son obligaciones israelíes", responde Abu Eid, citando las principales reivindicaciones palestinas.

Pero para Tzipi Livni, ministra de Justicia israelí y parte del equipo negociador para un acuerdo de paz, el único interlocutor de Israel es la Autoridad Palestina de Abbas. "Y en el otro lado está Hamas, que no acepta nuestra existencia y pide levantar un bloqueo que podría haber terminado hace años si ellos se hubieran plegado a las condiciones de la comunidad internacional, es decir, la desmilitarización", declaró, ante un grupo de periodistas.

Para israelíes y palestinos, volver al punto de partida es impensable. Presionados por las expectativas de sus conciudadanos y por el costo en vidas de esta ofensiva, la marcha atrás está descartada.

"Las cosas no se pueden mantener como antes. Esperamos que Israel entienda que debe hacer concesiones y que la solución es política", explica Abu Eid.

Hamas estaría dispuesto a ceder a Abbas la implementación de los acuerdos de El Cairo, incluyendo el control, del lado palestino, de los puestos fronterizos de Gaza. Hasta ahora, no se sabe qué propuestas concretas ha llevado Israel a la mesa de negociaciones.

"Tenemos que ayudar a la gente de Gaza, pero debemos atender primero las preocupaciones de seguridad de los israelíes", matiza Livni.

Un primer resultado concreto será, según Abu Eid, una reunión internacional sobre la reconstrucción de Gaza prevista en principio el 1° de septiembre en Sharm el Sheikh.

"Pero la reconstrucción no es la única responsabilidad de la comunidad internacional con Gaza. Ellos han fallado a la hora de proteger a Palestina, es decir, su responsabilidad es anterior a la destrucción", considera Abu Eid.

Según cifras palestinas, cuatro semanas de conflicto provocaron pérdidas de hasta 6000 millones de dólares en Gaza.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.