De Leopoldo López a Assange, cuando las embajadas se vuelven un campo de batalla político

Los refugiados políticos en las embajadas traen problemas a los países y a las embajadas que dan asilo.
Los refugiados políticos en las embajadas traen problemas a los países y a las embajadas que dan asilo. Fuente: AP - Crédito: Matt Dunham
(0)
9 de mayo de 2019  • 10:19

España se encuentra inesperadamente en medio de la crisis política de Venezuela . Las embajadas de la Argentina, Chile y Brasil también han recibido a dirigentes venezolanos perseguidos por el chavismo.

La embajada española en Caracas está brindando refugio a Leopoldo López que luego de años de arresto domiciliario se unió inesperadamente a Juan Guaidó la semana pasada para pedir un levantamiento contra el presidente Nicolás Maduro.

López dijo que fue liberado de arresto domiciliario por personal militar aparentemente simpatizante de Guaidó. López se mantuvo ese día cerca de Guaidó con la intención de impulsar a la gente a salir a las calles. Pero el propio López no pudo permanecer entre la gente y buscó refugio, primero en la embajada de Chile y luego en la española en Caracas.

Leopoldo López en la embajada de España en Caracas.
Leopoldo López en la embajada de España en Caracas. Fuente: AFP - Crédito: Ronaldo Schemidt

El jueves, la Corte Suprema de Venezuela emitió una orden de arresto contra López. España dijo que no entregaría a López, pero, un día después, el ministro de Relaciones Exteriores de España, Josep Borrell, dijo que su gobierno "limitaría" las actividades políticas de López y "no permitirá que su embajada se convierta en un centro de activismo político".

España no es el primer país que se enreda en una situación política al brindar refugio a una figura de alto perfil. Otros países están o se han encontrado recientemente en una situación parecida:

Freddy Guevara, en la embajada de Chile en Caracas (en curso)

López, su esposa y su hija fueron por primera vez el martes pasado a la Embajada de Chile en Caracas, pero esa misión diplomática ya tenía un invitado, Freddy Guevara, quien el mes pasado describió la residencia del embajador de Chile, donde está escondido desde fines de 2017, como "mi Jaula de oro ". Guevara, otro líder de la oposición de Venezuela, tiene un dormitorio, un chef, una piscina y jardín.

Berhanu Bayeh y Addis Tedla en la embajada de Italia en Etiopía (en curso)

Hace ya casi tres décadas, el régimen de Derg apoyado por los soviéticos en Etiopía fue expulsado, y cuatro ministros de alto rango que habían sido acusados de los asesinatos en masa se refugiaron en la embajada italiana. En 2004, en respuesta a una solicitud del Ministerio de Relaciones Exteriores de Etiopía, Italia dijo que no entregará a los hombres. Reiteró esa postura ante Vice News in 2015, cuando confirmó que dos de los cuatro hombres, el ex jefe de personal general Addis Tedla y el ex ministro de Relaciones Exteriores Berhanu Bayeh, todavía viven allí. Según informes, son "molestias" para los diplomáticos italianos.

Julian Assange en la embajada del Ecuador en Gran Bretaña (2012-2019)

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange , pasó casi siete años en la embajada de Ecuador en Londres.

A principios de este año tras las quejas de funcionarios sobre su supuesta mala actitud e higiene, Ecuador decidió quitarle el asilo político a Assange quien ahora se encuentra en una cárcel en Londres en donde tendrá que enfrentar juicios y pedios de extradición de Suecia y Estados Unidos.

Juliiá Assange se refugió siete años en la embajada de Ecuador.
Juliiá Assange se refugió siete años en la embajada de Ecuador. Fuente: Reuters - Crédito: Hannah McKay

Roger Pinto en la embajada de Brasil en Bolivia (2012-2013)

El senador Roger Pinto, que formaba parte de la pequeña oposición de derecha de Bolivia, dijo en 2012 que él y su familia habían recibido amenazas de muerte luego de acusar al gobierno de Evo Morales de corrupción y buscaron refugio en la embajada de Brasil. Permaneció allí durante más de 450 días, porque, aunque había ganado asilo en Brasil, Bolivia no lo reconoció y no lo dejó irse. En 2013, a pesar de sus problemas de salud, un diplomático llamado Eduardo Saboia decidió tomar el asunto en sus propias manos y ayudó a exiliar a Pinto a Brasil a través de un viaje de 20 horas en un automóvil diplomático. Pinto murió en Brasil en 2017.

* The Washington Post

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.