Suscriptor digital

Los jóvenes del mundo se ponen en la primera línea contra el cambio climático

Cientos de jóvenes estudiantes se reunieron en la Plaza de los Dos Congresos
Cientos de jóvenes estudiantes se reunieron en la Plaza de los Dos Congresos Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Cientos de miles de estudiantes realizaron protestas en varias ciudades contra lo que consideran la inacción frente al calentamiento global de la mayoría de la dirigencia política
(0)
16 de marzo de 2019  

LONDRES.- Robándole la iniciativa a los dirigentes políticos del planeta, cientos de miles de estudiantes de todo el mundo dejaron ayer sus clases para realizar una huelga mundial en protesta contra la falta de medidas de los gobiernos para combatir el calentamiento global.

"El cambio climático es peor que Voldemort", rezaba un cartel hecho a mano que llevaba un estudiante en Wellington, en referencia al malvado mago de los populares libros y películas de Harry Potter. "Los océanos suben de nivel, nosotros también", decía otro en Sidney.

"Están destruyendo nuestro futuro", "No hay un planeta B", rezaban algunas de las pancartas. La consigna más repetida fue: "Si ustedes no actúan como adultos, nosotros lo haremos".

Las protestas estudiantiles en capitales y ciudades como Wellington, Melbourne y Sidney llevaron a las calles a decenas de miles de personas. Estudiantes llenaron calles y plazas en Londres, Copenhague, Roma, Viena, Zurich, París, Bruselas, Berlín, Lisboa y Buenos Aires. También había convocadas manifestaciones en México, Brasil, Estados Unidos y otros países de América.

Los estudiantes sostienen carteles durante una manifestación contra el cambio climático en Nueva York, EE. UU.
Los estudiantes sostienen carteles durante una manifestación contra el cambio climático en Nueva York, EE. UU. Fuente: Reuters - Crédito: Shannon Stapleton

El movimiento mundial de estudiantes comenzó en agosto pasado, cuando la activista sueca Greta Thunberg, de 16 años, comenzó a protestar por el cambio climático frente a su Parlamento en días de escuela. A raíz de sus acciones, se la propuso para el Premio Nobel de la Paz.

"Hemos nacido en este mundo, vamos a tener que vivir con esta crisis toda nuestra vida. También lo harán nuestros hijos, nietos y las generaciones venideras", dijo Thunberg. "No vamos a aceptar esto. Estamos en huelga porque queremos un futuro y vamos a continuar".

En Delhi, Shagun Kumari, de 13 años, denunció que sus "ojos sufren por la contaminación". "Quiero un aire que no afecte mis pulmones y agua limpia que no me haga enfermar".

En París, entre 29.000 jóvenes, según la policía, y 40.000, según los organizadores, desfilaron entre los monumentos del Panteón y los Inválidos. "Y uno y dos y tres grados es un crimen contra la humanidad", se leía en algunos carteles.

Un manifestante, con una máscara que representa al presidente de los Estados Unidos Donald Trump, participa en una protesta contra el cambio climático, en Londres, Gran Bretaña.
Un manifestante, con una máscara que representa al presidente de los Estados Unidos Donald Trump, participa en una protesta contra el cambio climático, en Londres, Gran Bretaña. Fuente: Reuters - Crédito: Henry Nicholls

En Londres, miles marcharon con pancartas como "El futuro está en nuestras manos" y "Faltamos a las lecciones para enseñarte una".

En Roma, miles de estudiantes comenzaron su protesta en el Coliseo antes de marchar por el centro histórico de la ciudad. Más de 10.000 personas marcharon por Lausana, Suiza, y miles más por Zurich.

En Buenos Aires, en tanto, cientos de jóvenes estudiantes se autoconvocaron por medio de las redes sociales en Congreso para sumarse a la protesta global.

Este movimiento iniciado por jóvenes recibe el apoyo de otras generaciones. Unos 23.000 científicos de Alemania, Austria y Suiza firmaron una declaración para conferir más fuerza a la petición ecologista.

Agencias Reuters, AFP y DPA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?