Luego de la victoria, la comunidad internacional pide más atención a Obama

Otros gobiernos celebraron la victoria demócrata, pero demandan un liderazgo más activo de Washington en las cuestiones globales
Alan Cowell
(0)
8 de noviembre de 2012  

LONDRES.- La reelección del presidente Barack Obama llevó tranquilidad a los líderes del mundo, pero frente a una situación política internacional sin cambios, y con las crisis en situación de espera mientras se desarrollaban las elecciones, muchos renovarán ahora sus intentos para ganarse la atención del presidente norteamericano durante su segundo mandato.

En un marcado contraste con la euforia de hace cuatro años, cuando muchos celebraron la victoria de Obama como la llegada de un mensajero de la renovación, ahora los ánimos son más medidos, lo que deja en evidencia no sólo los matices de opinión entre los amigos y enemigos exteriores de los líderes norteamericanos, sino también una baja en las expectativas acerca del poderío de Estados Unidos en el mundo.

Un analista francés dijo que Obama "está muy lejos de las esperanzas que encendieron su país hace cuatro años".

Incluso en Kenya, donde nació el padre de Obama, el entusiasmo que rodeó estas elecciones fue apenas una sombra del que hubo en 2008. cuando parecía que todo el continente africano saludaba su llegada.

Muchos keniatas se sintieron desilusionados con el hecho de que Obama no haya visitado aún ese país como presidente, un sentimiento generalizado en el continente en cuanto a que África no ha sido una prioridad, si se la compara con la atención que concentra el debate sobre el poderío nuclear de Irán o la guerra civil en Siria.

Por su parte, los funcionarios iraníes insinúan que es posible un diálogo con Estados Unidos. "Si beneficia al sistema, negociaremos con Washington, incluso en las profundidades del infierno", dijo Mohammed Javad Larijani, un líder con funciones clave en la elite gobernante, según informó la agencia noticiosa semioficial Mehr, que precisó también que las conversaciones bilaterales no eran un "tema tabú".

En tanto, Mahmoud Abbas, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), dijo que esperaba que Obama presione por la paz en Medio Oriente. Pero, después de la agitación de la "primavera árabe", tal apertura parece ahora más compleja.

En otro rincón del mundo, antes de que se conociera el resultado, un analista chino resumió el pensamiento del Partido Comunista (que hoy comienza su transición): "Prefieren a Obama porque es alguien familiar", dijo Wu Xinbo, del Centro de Estudios Americanos de la Universidad de Fudan en Shanghai. Una victoria de Romney habría puesto nerviosos a los líderes chinos "porque podría introducir nuevas políticas".

Reacciones europeas

En Europa, muchos recibieron la reelección de Obama con una sensación de alivio leve, aunque no estaba claro si confían en que el nuevo gobierno pueda encontrar soluciones para los enormes desafíos que aún enfrenta en Afganistán, Irán, Paquistán, Siria y Medio Oriente.

En España y Gran Bretaña el apoyo también era para Obama. Las críticas de Mitt Romney en su campaña contra estos países favoreció al demócrata.

"En España queríamos que ganara Obama porque es más como nosotros, todavía lo vemos como un líder transformador", dijo Manel Manchón, un politólogo.

Como la mayoría de los europeos occidentales, los británicos son en general más liberales que los estadounidenses, incluso los conservadores británicos simpatizan más con los demócratas en temas sociales como el aborto, la pena de muerte y la política sanitaria.

También hay una percepción en Gran Bretaña y en otras partes de Europa de que un gobierno de Romney habría sido más cerrado, desconfiado con los extranjeros y sin experiencia en temas de política exterior. Mientras que la victoria de Obama, según el diario británico The Guardian, "es buena para los estadounidenses , buena para Estados Unidos y para el mundo".

"Obama tuvo éxito allí donde fracasaron Sarkozy, Zapatero y Brown: ser reelegido en medio de una profunda crisis económica", escribió el subeditor François Sergent en un número especial del diario de izquierda Libération, en Francia.

Pero entre los alemanes hay intranquilidad de que Obama se aboque a los problemas de Asia, en particular al ascenso de China, salteándose los lazos transatlánticos con Europa. "Espero que no sólo sea el presidente que se ocupe del Pacífico, sino también de sus vecinos transatlánticos", dijo en una entrevista Philipp Misfelder, veterano miembro de los demócratas cristianos, partido de la canciller Angela Merkel.

Y la reelección de Obama trajo alivio y un poco de preocupación económica en Brasil, donde es sumamente popular y considerado más cauto en términos de política exterior que su contrincante.

"Todo lo que sucede en Estados Unidos tiene efectos en todos los demás países, tanto positiva como negativamente -dijo Rogelio Antonio, de 31 años, vendedor en una óptica de Río de Janeiro-. Es como cuando alguien arroja una piedra al lago y espera que la onda expansiva llegue hasta la orilla."

La reacción de los líderes

La comunidad internacional celebró su reelección

  • HU JINTAO

    Presidente chino

    "En una nueva época histórica, deseo que nuestras relaciones bilaterales basadas en una cooperación constructiva entren en una nueva etapa"
  • DAVID CAMERON

    Primer Ministro británico

    "Quisiera felicitar a Barack Obama por su reelección. Disfruté trabajando con él en los últimos años. Espero volver a trabajar con él en los próximos cuatro años"
  • ANGELA MERKEL

    Canciller alemana

    "Estos últimos años colaboramos amistosamente. Aprecio nuestras numerosas conversaciones [...], en particular, para superar la crisis económica mundial"
  • DILMA ROUSSEFF

    Presidenta brasileña

    "Aprovecho para felicitar al pueblo norteamericano y al presidente Barack Obama por su elección. Voy a hablar con él"
  • ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.