Mantiene Israel el aislamiento de Arafat

Pese a las críticas internacionales
(0)
27 de diciembre de 2001  

JERUSALEN.- El primer ministro israelí Ariel Sharon dijo ayer que mantendrá aislado al líder palestino, Yasser Arafat, en una suerte de arresto domiciliario en Ramallah, Cisjordania, pese a las críticas internacionales y a una sensible reducción de la violencia. Al mismo tiempo, se reanudaron los contactos en materia de seguridad entre israelíes y palestinos en la franja de Gaza.

"Nuestra posición es inalterable, Yasser Arafat permanecerá confinado en sus cuarteles de Ramallah mientras no detenga a los asesinos del ministro israelí de Turismo, Rehavam Zeevi", muerto el último mes de octubre, declaró Raanan Gissin, vocero de Sharon.

"Es verdad que algunos países pidieron a Israel que autorice a Arafat a acudir a Belén (para la misa de Navidad), pero no podemos hablar verdaderamente de presiones en relación con este tema", continuó el vocero, que negó que Israel perjudicara "la libertad de culto".

Pese a las recientes tensiones entre las dos partes, miembros de la seguridad palestina e israelí se reunieron ayer en el cruce de Erez, en el norte de la Franja de Gaza, para discutir un acuerdo de alto el fuego, en la primera reunión en una semana. Funcionarios palestinos dijeron que ambas partes convinieron varias medidas para aliviar la situación en la Franja de Gaza, incluyendo la reparación de la pista del aeropuerto internacional de Gaza que fue destruida por topadoras israelíes a principios de mes.

Mientras tanto, unos 300 soldados irrumpieron ayer en la aldea de Azzoun, en Cisjordania, antes del amanecer y detuvieron al menos a 17 activistas palestinos, entre ellos dos miembros de la organización Al Fatah, de Arafat, que según el ejército israelí eran "sospechosos de actividad hostil".

Además, un enfrentamiento entre fuerzas militares israelíes y un comando palestino en la ciudad cisjordana de Jenin dejó un civil muerto y dos heridos entre los palestinos, y cuatro soldados israelíes heridos.

Por otro lado, el ministro israelí del Interior, Eli Yishai, anunció que los pasajeros palestinos de Cisjordania y de la Franja de Gaza no podrán transitar por los aeropuertos israelíes.

Pese a la tensión reinante, el canciller israelí Shimon Peres propuso ayer en Kiev, Ucrania, reanudar las negociaciones de paz en Yalta, ciudad donde los vencedores de los nazis en 1945 sentaron las bases de la Europa de posguerra.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.