Mochilas antibalas, uno de los artículos más buscados en la vuelta a clases en EE.UU.

Una publicidad de una empresa de mochilas antibalas
Una publicidad de una empresa de mochilas antibalas Crédito: NYT
David Yaffe-Bellany
(0)
8 de agosto de 2019  • 11:22

NUEVA YORK.- Antes de empezar su primer año en la Universidad de Connecticut, J. T. Lewis recibió un regalo poco común de su madre: una mochila a prueba de balas.

Lewis, quien está por empezar el segundo año de la carrera, proviene de una familia destrozada por la violencia relacionada con las armas: su hermano menor, Jesse, fue asesinado en un tiroteo ocurrido en 2012 en la primaria Sandy Hook en Newtown, Connecticut. Cuando su madre, Scarlett, le dio la mochila color gris oscuro, se la entregó sin tener que decir una palabra, mencionó Lewis.

"Simplemente había un entendimiento mutuo", recordó Lewis, de 19 años y que también es candidato al Senado estatal de Connecticut.

Lewis usa la mochila blindada en el campus porque lo hace sentir más seguro, aunque signifique sudar un poco más por llevar esa carga pesada.

"No sé si tendrá algún efecto", comentó Lewis. "Pero podría tenerlo si me disparan por la espalda".

A medida que los tiroteos masivos se vuelven un hecho trágico de la vida en Estados Unidos -en las escuelas, las tiendas, los cines y los templos-, las familias de las víctimas no son las únicas que están invirtiendo en equipo para protección.

El sitio de ArmorMe, uno de las empresas que venden mochilas antibalas
El sitio de ArmorMe, uno de las empresas que venden mochilas antibalas

En un acontecimiento distópico, una cantidad cada vez mayor de empresas está vendiendo mochilas a prueba de balas en las ofertas de regreso a clases.

"Es muy deprimente", opinó Igor Volsky, el director de Guns Down America, una agrupación que defiende el control de las armas. "El mercado intenta resolver un problema que nuestros políticos se han negado a solucionar".

La demanda de las mochilas a prueba de balas aumentó después del tiroteo en un bachillerato de Parkland, Florida, ocurrido en febrero de 2018. Ahora que la temporada de regreso a clases está a la vuelta de la esquina, los tiroteos recientes en El Paso, Texas, y en Dayton, Ohio, han generado una atención renovada en estos productos.

Hay reportes de que en otras ocasiones las mochilas se han agotado en tiendas, con precios que suelen estar entre 100 y 200 dólares. Meses antes del tiroteo en Parkland, una escuela privada cristiana de Miami también vendía paneles protectores para insertar en las mochilas como escudos antibalas, por 120 dólares.

Este año, ArmorMe, una empresa de defensa personal dirigida por Gabi Siboni, que fue soldado en Israel, comenzó a vender una mochila a prueba de balas que se podía desdoblar para convertirse en una protección más grande.

"Primero que nada, la mochila está diseñada con un estilo muy moderno y atractivo", dijo Siboni. "Además, tiene paneles que te protegen de las balas. Aumentará tus posibilidades de supervivencia".

Otra empresa, Guard Dog Security, comenzó a vender mochilas a prueba de balas poco después del tiroteo en Sandy Hook. Los productos están disponibles en Office Max, Office Depot y Kmart, y la firma hace poco lanzó un modelo que cuesta menos de 100 dólares.

"Podría ser la diferencia entre la vida y la muerte", señaló Yasir Sheikh, el director de Guard Dog.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.