Murió el fiscal general de Egipto tras un atentado con un coche bomba

El fiscal general egipcio, Hisham Barakat, en su oficina en El Cairo, en 2013
El fiscal general egipcio, Hisham Barakat, en su oficina en El Cairo, en 2013 Fuente: EFE
Hisham Barakat, en el cargo desde 2013, fue herido por una explosión que golpeó al vehículo donde viajaba y murió en una operación posterior; un grupo poco conocido reivindicó el ataque
(0)
29 de junio de 2015  • 11:12

EL CAIRO.- El fiscal general egipcio, Hisham Barakat, murió hoy a causa de las heridas sufridas por la explosión de una bomba al paso de su convoy en el noreste de El Cairo, informaron fuentes médicas.

Las fuentes del Hospital Internacional Al Nozha, donde fue ingresado el fiscal, explicaron que falleció tras ser sometido a una intervención quirúrgica debido a una hemorragia interna.

Barakat, de 65 años, fue nombrado para el puesto en julio de 2013, después del derrocamiento militar del entonces presidente Mohammed Morsi, y ha presentado ante la justicia a miles de islamistas en estos dos años.

Otras siete personas, entre ellas dos escoltas del fiscal, resultaron heridas en el ataque.

El atentado, reivindicado por un grupo poco conocido, fue perpetrado con una bomba colocada en un coche estacionado en la avenida Emar ben Yaser, en el barrio de Masr al Gedida y junto a la Academia Militar.

La explosión causó importantes destrozos materiales en una treintena de vehículos y en varias viviendas de la zona.

La autoría del ataque fue asumida por un grupo que se autodenomina Movimiento de Resistencia Popular en un comunicado publicado en su cuenta de Facebook, que fue posteriormente retirado de la red social. La autenticidad de esta nota no se pudo verificar y la envergadura del atentado hace dudar de que este movimiento, que hasta el momento sólo ha perpetrado ataques menores, se encuentre detrás del mismo.

Los atentados terroristas han aumentado en Egipto desde el derrocamiento de Morsi, aunque el blanco de estos ataques han sido principalmente los miembros del Ejército y la Policía egipcias.

Sin embargo, a mediados de mayo el grupo jihadista egipcio Wilaya Sina (Provincia del Sinaí), que juró lealtad al grupo terrorista Estado Islámico (EI), amenazó con vengarse de los jueces que han condenado a muerte a cientos de islamistas.

En septiembre de 2013 el ex ministro del Interior Mohammed Ibrahim sobrevivió a un atentado con bomba.

Agencias EFE, AFP y DPA

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.