Nació en España, se crió en la Argentina y hoy es la apuesta del PP contra el separatismo y el feminismo

Cayetana Álvarez de Toledo Peralta Ramos encabezará la lista del partido conservador en Barcelona
Cayetana Álvarez de Toledo Peralta Ramos encabezará la lista del partido conservador en Barcelona Fuente: Archivo
Silvia Pisani
(0)
16 de marzo de 2019  • 12:43

MADRID.- Una dirigente política nacida en Madrid y criada en la Argentina será la cabeza de lista de diputados del conservador Partido Popular (PP) en Barcelona, y se pondrá al frente de la pelea contra el independentismo catalán, además de continuar con su embestida contra el feminisimo "radical".

"Vamos a terminar con este proyecto xenófobo e intolerante [del independentismo]", prometió, con su tonada que mantiene algo de porteña, Cayetana Álvarez de Toledo Peralta Ramos al dar su primer discurso como cabeza de lista por la estratégica Cataluña para las elecciones al Congreso de los Diputados del 28 de abril próximo.

En esa condición se da por seguro que la aspirante, de 44 años, pase a ocupar este año una de las 350 bancas de la Cámara baja española.

España es una monarquía parlamentaria, lo que implica que su presidente de gobierno surgirá del candidato que para ese cargo voten esos 350 legisladores. Es muy posible que Cayetana -como se la conoce- sea uno de ellos.

No lo tendrá fácil: Cataluña es una de las regiones donde el PP más ha retrocedido en el pasado reciente. Con el agregado de que, en Barcelona, la nueva candidata competirá codo a codo con Inés Arrimadas, del liberal partido Ciudadanos, una de las figuras más notorias y ascendentes en la política española.

Quién es

Además de capacidad, si algo se le reconoce a esta ex alumna del colegio Northlands de Buenos Aires, es el coraje. La misma cualidad con la que, en el pasado, enfrentó a dirigentes de su partido con los que no estaba de acuerdo.

Álvarez de Toledo no sintoniza muy bien con la línea partidaria del expresidente Mariano Rajoy y sí, en cambio, con la de su predecesor, José María Aznar, y con la de su actual líder, Pablo Casado.

Su historia personal revela un llamativo cruce de bagajes culturales. "Fui apátrida hasta los 18 años; argentina hasta los 24, franco-argentina hasta los 32 y, desde entonces, soy técnicamente hispano-franco-argentina", se definió alguna vez.

La suelen tildar como una aristócrata. Por el lado de su padre, Julián Alvarez de Toledo y Giraud, posee el título del marquesado de Casa Fuerte. Su madre, Patricia Peralta Ramos y Madero, está emparentada con descendientes de quienes fundaron las ciudades de Mar del Plata y de Córdoba.

"Es una charnega", clamaron los críticos independentistas, en referencia a que la candidata a diputada no habla catalán. "Yo soy española porque elegí serlo", contesta Alvarez de Toledo, quien adquirió la nacionalidad española hace poco más de diez años.

Contra el feminismo "radical"

Egresada en Historia con un diploma por la Universidad de Oxford, es una defensora de posiciones liberales y crítica del "pensamiento único", entre otros movimientos, del feminismo "radical", como ella dice, posición que dejó clara en una entrevista que se volvió viral en las redes sociales el año pasado.

. "Yo no quiero que un hombre hable en mi nombre ni que una mujer hable en mi nombre. No soy parte de ningún colectivo homogéneo, las mujeres no somos víctimas. No todos los hombres son violadores en potencia así que no quiero que me victimicen ni que hablen en mi nombre ni que me traten como una menor de edad. Eso hacen: tratar a las mujeres como menores de edad. Somos adultas, tomamos decisiones", dijo en aquella entrevista.

"El victimismo es uno de los graves problemas contemporáneos. Está vinculado con la infantilización de la sociedad. Siempre el culpable es otro que no eres tú. Es el ingrediente esencial del nacionalismo, del populismo, del feminismo radical. ¿Hay alguien que se haga cargo de su vida aquí?", expresó.

A partir de ahora, los españoles la verán hacer campaña por uno de los distritos más desafiantes para el PP.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.