Obama invitó a la Casa Blanca a Ahmed Mohamed, el chico arrestado por llevar a la escuela un reloj casero

El adolescente de 14 años fue trasladado esposado desde su colegio a un centro de detención porque confundieron su creación con una bomba; también Mark Zuckerberg le envió su apoyo
(0)
17 de septiembre de 2015  • 13:07

IRVING, Texas.- La semana de Ahmed Mohamed empezó mal. El lunes, llevó un reloj que él mismo fabricó a la escuela para mostrárselo a sus profesores, pero una maestra creyó que se trataba de una bomba y lo denunció. Lo interrogaron y se lo llevaron esposado a un centro de detención de menores del que luego fue liberado. El mal trago del adolescente de 14 años, que fue suspendido por tres días del colegio MacArthur en Irving, Dallas, generó indignación primero en Texas, luego en Estados Unidos, hasta que se hizo viral en el mundo. Las manifestaciones de repudio se multiplicaron en las redes sociales, a las que se sumaron el propio presidente Barack Obama, la candidata presidencial Hillary Clinton y el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg.

A medida que se extendió la noticia de que Ahmed Mohamed fue sacado de la escuela esposado tras mostrar el reloj a su profesora de inglés en su escuela secundari, el joven se volvió una tendencia en las redes sociales, con hashtags como #IStandWithAhmed (#EstoyConAhmed), tuiteado más de un millón de veces hasta anoche.

Muchos también usaron las redes sociales para criticar a la policía y directivos en la secundaria MacArthur, de quienes sospecha que reaccionaron exageradamente porque el adolescente es musulmán, algo que las autoridades rechazan.

"Increíble reloj, Ahmed. ¿Querés traerlo a la Casa Blanca? Deberíamos inspirar a más chicos como vos para que les guste la ciencia. Es lo que hace grande a Estados Unidos'', escribió Obama desde su cuenta personal ( @POTUS).

Ahmed fue invitado a participar en una noche dedicada a la astronomía que la Casa Blanca está organizando para el mes próximo, en fecha por determinar.

Ayer al mediodía, en tanto, la precandidata a demócrata a la presidencia de Estados Unidos Hillary Clinton había tuiteado su apoyo al adolescente: "Las asunciones y el miedo no nos mantienen seguros... nos retienen. Ahmed, seguí siendo curioso y seguí construyendo".

Por su parte, en un mensaje en su blog, el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo que "tener la ambición de construir algo increíble debe ser merecedor de un aplauso''. "Ahmed, si alguna vez venís a Facebook, me encantaría conocerte", agregó el joven emprendedor.

También Bobak Ferdowsi, un ingeniero del equipo de la NASA que trabaja en la sonda espacial Cassini que va a Saturno, le habló a Mohamed a través de Twitter: "Hey Ahmed, llamame en un par de años. Siempre buscamos personas inteligentes, curiosas y creativas".

Mohamed Elhassan Mohamed, el padre de Ahmed, un inmigrante sudanés, dijo en conferencia de prensa frente a su casa que estaba conmovido por el apoyo mostrado a su hijo. Agregó que Ahmed es un genio de la electrónica, que ha reparado los relojes y teléfonos de la casa.

Antes, había denunciado que la detención de su hijo es un caso de islamofobia: "Él tan solo quiere inventar cosas, pero como se llama Mohamed lo maltrataron".

"Me sentí como un criminal, como un terrorista, me sentí como todos los nombres por los que se me llamó" (Ahmed Mohamed)

Anoche, Ahmed habló con el canal de noticias MSNBC y dijo que el lunes lo hicieron sentir como "un terrorista".

"Me sentí como un criminal, como un terrorista, me sentí como todos los nombres por los que se me llamó", dijo. "En la escuela [anterior] me llamaron terrorista, fabricante de bombas Todo por mi raza y la religión", señaló.

"Me siento muy bien, porque antes no pensaba que iba a conseguir apoyos porque soy un chico musulmán. Así que pensé que sólo iba a ser otra víctima de la injusticia. Pero gracias a todos mis seguidores en las redes sociales, llegué hasta aquí, gracias a ustedes", agregó.

Qué pasó

Ahmed Mohamed, que había empezado las clases en noveno grado en un colegio de Irving hace algunas semanas, este lunes quiso mostrar a sus nuevos profesores su talento para la construcción de artilugios, por eso llevó el reloj digital que él mismo construyó, compuesto por una pantalla digital y un circuito electrónico, con el fin de mostrárselo al profesor de tecnología.

Primero se lo mostró a su profesor de tecnología, que le dijo que era "muy bonito" pero también le recomendó que "no se lo mostrase al resto", según explicó el propio Mohamed al rotativo local The Dallas Morning News. Pero en su siguiente clase, la alarma del reloj comenzó a sonar y, al verlo, la profesora de inglés le dijo: "Parece una bomba".

Minutos después, el director del centro lo sacó de clase y lo llevó a un despacho donde lo esperaban cinco agentes de policía que lo interrogaron, registraron y requisaron su reloj casero y su tableta.

"Me dijeron: «¿Así que querías hacer una bomba? ». Yo les respondí que no, que era un reloj, pero el agente insistió: «A mí me parece una bomba»", contó el joven estudiante.

Después lo llevaron esposado a un centro de detención, donde lo interrogaron de nuevo, le tomaron las huellas dactilares y finalmente quedó en libertad.

El adolescente, que vive en Irving, cerca de Dallas, dijo que durante el interrogatorio se le impidió llamar a sus padres.

El joven recibió además una suspensión de tres días por parte del colegio. Su familia ya le está buscando una nueva escuela.

Agencias AP, EFE y AFP

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.