Otras tragedias por rotura de represas

a rotura de un dique de contención de residuos de una mina de la compañía Vale en Brumadinho deja al menos 200 desaparecidos.
a rotura de un dique de contención de residuos de una mina de la compañía Vale en Brumadinho deja al menos 200 desaparecidos. Fuente: AFP
(0)
25 de enero de 2019  • 18:11

El colapso de una represa de relaves de una mina de hierro de la brasileña Vale en Minas Gerais, que hoy tiene a Brasil en vilo, recuerda a otros casos en el país y en el mundo, en los que hubo muertes y graves daños ambientales.

Mariana (Brasil), 2015

Hace casi tres años y tres meses el estado de Minas Gerais sufrió una tragedia parecida a la que atraviesa la localidad de Brumadinho.

Aquella catástrofe en noviembre de 2015 también se desencadenó por la ruptura de un dique de contención que causó un torrente de lodo tóxico que dejó un saldo de 19 muertos y decenas de desaparecidos. Además de la tragedia humanitaria, la catástrofe generó un desastre ambiental porque 663 kilómetros del río Doce resultaron contaminados con 40.000 millones de litros de residuos de residuos tóxicos.

El poblado de Bento Rodrigues donde vivían 600 personas, a 23 kilómetros del centro de Mariana, quedó cubierto por el barro tóxico en un 80% era de destrucción total. La gigantesca ola de lodo rojizo arrastró camiones, vehículos y hogares y cubría hasta los tejados de las casas.

La represa estaba construida para almacenar los restos procedentes de minas de hierro de toda la región y contenían elevadas cantidades de arsénico y plomo. La gran balsa era propiedad de la compañía Samarco Mineraçao S.A, coparticipada por la brasileña Vale do Rio Doce y la anglo-australiana BHP Billiton.

Vajont (Italia), 1963

La represa de Vajont fue construida en 1961 en los pre-Alpes italianos a unos 100 kilómetros al norte de Venecia. Era una de las represas más altas del mundo, con 262 metros. Desde el principio, los técnicos ya detectaron problemas por corrimientos de tierras, por lo que recomendaban no llenar el embalse por encima de cierto nivel de agua.

El 9 de octubre de 1963, el tercer rellenado del depósito produjo un gigantesco deslizamiento de unos 260 millones de m3 de tierra y roca, que cayeron en el embalse, prácticamente lleno, a unos 110 km/h. El agua desplazada resultante produjo que 50 millones de m3 produjo una especie de tsunami, como consecuencia del deslizamiento, que destruyó totalmente el pueblo de Longarone y las pequeñas villas de Pirago, Rivalta, Villanova y Faè.

Varios pueblos del territorio de Erto y Casso y el pueblo de Codissago, cerca de Castellavazzo, sufrieron daños de importancia. Unas 2000 personas murieron. Los destrozos fueron producidos exclusivamente por el desplazamiento de aire al explotar la ola en los pueblos colindantes.

Zamora (España), 1959

La madrugada del 9 de enero de 1959, la fuerza desbocada de casi ocho millones de metros cúbicos de agua bajando por el cañón del río Tera arrasó Ribadelago (Zamora) y provocó la muerte o desaparición de 144 personas, según la estadística oficial de la época. Era la consecuencia de la rotura de la presa de Vega de Tera. Formaba parte de un pequeño complejo hidroeléctrico y estaba situado por encima del lago de Sanabria, a cuya orilla se asienta Ribadelago.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.