Pablo Escobar: la increíble vida de su hijo ilegítimo adoptado por un espía inglés

A sus 54 años, es autor de Hijo de Escobar, un libro biográfico en el que relató sus vivencias
A sus 54 años, es autor de Hijo de Escobar, un libro biográfico en el que relató sus vivencias Crédito: BBC
(0)
4 de agosto de 2020  • 16:20

Roberto Sendoya Escobar, mejor conocido como Phillip Witcomb, es el hijo mayor de Pablo Escobar. El hombre, que ahora vive en Mallorca bajo su nombre adoptivo reveló algunas anécdotas desconocida sobre su historia personal: contó que durante un tiroteo su madre murió y él fue rescatado por un agente del MI6 [el servicio secreto británico] que lo adoptó, mientras que años después pudo conocer a su padre biológico, encuentro que calificó como un "momento extraordinario".

El hombre de 54 años, que lanzó un libro autobiográfico -Hijo de Escobar: el primogénito-, relató que había sido perseguido por los paparazzi durante años hasta que su padre adoptivo le explicó por qué. "Le pregunté a papá varias veces qué eran las imágenes que tenía en mi cabeza sobre una mujer con un vestido rojo y muchos ruidos", recordó Witcomb. "Eran solo flashes que tenía desde la infancia. Realmente no sabía qué eran, eran pesadillas", agregó en diálogo con la BBC.

Witcomb supo que había participado de un tiroteo en el que su madre murió y luego fue adoptado. Años después, conoció a su padre biológico, algo que no sucedió de un día para otro. "No fue un momento. Fue en el transcurso de unos dos o tres años que obtuve toda la información de él porque obviamente estaba totalmente destripado por lo que sucedió", dijo.

El hijo de Pablo Escobar contó detalles sobre su infancia y su relación con su padre
El hijo de Pablo Escobar contó detalles sobre su infancia y su relación con su padre Crédito: Daily Mail

El padre adoptivo de Witcomb que -como parte de su trabajo- buscaba infiltrar los carteles colombianos, regularmente lo llevaba cuando era niño a visitar a Escobar en Medellín para mantener el vínculo con el narcotraficante -todavía un criminal de poca monta- y seguir sus movimientos para el MI6.

"Uno de mis recuerdos más destacados fue cuando puso una mano sobre mi hombro y me recordó que siempre debía acordarme de ser un Escobar. Ese fue un recuerdo que se me quedó grabado en la cabeza", rememoró.

Además, también detalló que, recientemente, llegó a su poder una serie de códigos, que aún no logró descifrar, que lo llevarían a encontrar a los millones perdidos de su padre biológico. "Hay dinero allá afuera. No es en efectivo", indicó.

Por otro lado, consideró que ese dinero, en caso de encontrarlo, "la mayor parte, si no todo, debería ir directamente a causas benéficas que puedan contrarrestar directamente lo que Don Pablo Escobar le hizo a la población mundial".

Para Witcomb, ser el hijo de Pablo Escobar no es algo bueno. "Es algo que es como es y tienes que lidiar con eso", opinó. Y agregó: "Este tipo de comienzo en tu vida causa terribles problemas de salud mental, que he logrado superar y salir, gracias a Dios, con la ayuda de muchas personas buenas".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.