Refuerzan la seguridad en las playas de Río de Janeiro tras una ola de asaltos

La policía local instaló 14 cámaras entre Copacabana e Ipanema; además, aumentaron a 600 el número de policías en los principales balnearios
(0)
26 de noviembre de 2013  • 13:00

Los veraneantes que visiten las playas de Río de Janeiro en los próximos meses se encontrarán con más de una decena de cámaras que los estarán vigilando. Un camión con catorce filmadoras fue instalado el pasado fin de semana en la zona más concurrida después de una ola de asaltos simultáneos contra visitantes.

La base de control del Batallón de Choque de la Policía Militarizada de Río de Janeiro fue estacionada en el Arpoador, un punto turístico tradicional ubicado entre las playas de Copacabana e Ipanema, en el sur carioca, con 14 cámaras capaces de rotar 360 grados y un alcance de 8 kilómetros.

La Secretaría de Seguridad de Río de Janeiro informó, además, que fue instalada una comisaría móvil y que ha ampliado de 140 a 600 el número de policías que actuarán en Copacabana, Ipanema, Leblon y Arpoador con el fin de dar un "shock de orden".

Con esas medidas, que se mantendrán hasta que termine la temporada alta, el gobierno carioca considera que será posible impedir nuevos "arrastrones", término popular con el que aluden al ataque simultáneo de decenas de ladrones que invaden una zona de la playa donde roban dinero, relojes y cámaras, tras lo cual se repliegan hacia las favelas ubicadas en las proximidades.

La advertencia de Estados Unidos

Una serie de "arrastrones" causaron pánico entre los turistas en los últimos días lo que motivó una nota divulgada el viernes pasado por el Consulado de Estados Unidos en Río de Janeiro, en la que se recomienda a sus ciudadanos que sean más precavidos al visitar la ciudad que albergará el Mundial de Fútbol 2014 y las Olimpíadas de 2016.

En el comunicado, Estados Unidos alertó sobre la oleada de robos con violencia que ha habido en las últimas semanas en las turísticas playas de Copacabana e Ipanema, además de otros lugares turísticos como bares, restaurantes, hoteles y clubes nocturnos.

Por eso, recomendaba adoptar medidas de seguridad tales como llevar una fotocopia del pasaporte, en lugar del original, o no hablar por teléfono móvil en áreas públicas. El consulado estadounidense advirtió que los ladrones buscan teléfonos móviles, joyas, bicicletas, bolsas y carteras.

La gobernación de Rio de Janeiro minimizó la importancia del comunicado estadounidense al aclarar que "los informes sobre escenarios y coyunturas de cada país son comunes en los consulados del todo el mundo".

Agencias Télam y EFE

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.