Revuelo en China por la fortuna del premier Wen

El gobierno bloqueó el sitio de The New York Times, que lo acusó de tener 2700 millones de dólares
Natalia Tobón Tobón
(0)
27 de octubre de 2012  

PEKIN.- El apodo de Wen Jiabao es "baobao", así se llama a los bebes o a las personas que tienen cara dulce y tierna. "Baobao" es la línea suave del gobierno chino; es el líder que sonríe, que acaricia y que abraza -algo extraño en la sociedad china- y que se opone al presidente Hu Jintao, que pocas veces transmite simpatía.

El primer ministro se ha forjado así una imagen pública de líder que vive, siente y entiende las necesidades del pueblo. Hasta el punto de ser considerado por algunos como un "populista", que se puede permitir el hecho de solicitar públicamente más liberalización dentro del gobierno, democracia o reformas judiciales -o estratégicamente el partido se lo ha permitido para mostrar una faceta conciliatoria.

Hasta ayer, Wen era además uno de los pocos miembros de la cúpula china que no habían sido manchados por los escándalos previos a la transición de poder, que comienza en menos de dos semanas y que ha estado rodeada de fuertes disputas entre dirigentes y acusaciones de asesinato.

Sin embargo, eso llegó ayer a un abrupto fin cuando The New York Times publicó un extenso informe que amenaza con destrozar la imagen de Wen y que presenta otro lado del líder y de su familia: el de gente de negocios. El diario logró acceder a documentos privados que demuestran que los parientes de Wen tienen una fortuna valuada en unos 2700 millones de dólares, amasada en 14 años, desde que Wen llegó al poder, como vicepremier, en 1998.

El artículo fue tan punzante que rápidamente recibió cerca de 200.000 visitas hasta que fue bloqueado el acceso a la página de Internet del diario norteamericano, sólo horas después. Las menciones al diario o a la fortuna de Wen fueron "armonizadas" en la red china -es decir, eliminadas- y al escribir The New York Times en mandarín en el microblog chino Weibo aparece el tradicional mensaje: "Los resultados no son presentados de acuerdo con la leyes, regulaciones pertinentes".

Algo similar había ocurrido hacía unos meses cuando Bloomberg publicó su investigación frente a la fortuna de Xi Jinping, posible futuro presidente. Muy parecido a este nuevo reporte, la agencia económica rastreó las actividades de las hermanas de Xi y sus esposos. Pero la agencia fue bloqueada temporariamente en China y los resultados fueron igualmente "armonizados".

La delgada línea entre gobierno y empresa en China es bien conocida. Hace algunos meses la caída del líder político Bo Xilai fue el más claro ejemplo, cuando después del escándalo comenzó a relucir la fortuna de sus parientes.

Lo mismo ocurrió con los demás miembros del Politburó, órgano de poder del Partido Comunista, incluyendo al actual presidente Hu Jintao, cuyo hijo fue vinculado a un caso de corrupción por beneficiarse de un contrato nacional con el gobierno de Kenia.

Pero con Wen Jiabao la problemática se hace más evidente pues su cargo incluye un poder de decisión que afecta directamente ciertas decisiones que benefician sectores en donde su familia ha invertido y florecido económicamente.

El Times afirma que el 80% de los activos de la fortuna se encuentran a nombre de la familia cercana de Wen. Pero la dimensión real de su patrimonio puede ser aún mayor pues los negocios se extienden a los amigos cercanos y compañeros de estudios de la esposa de Wen, de su hijo o de sus hermanos.

Cuando falta poco para el XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista, la investigación de la fortuna de Wen podría ponerlo en grandes aprietos, afirmaron los analistas consultados por el Times.

En varias ocasiones el primer ministro afirmó que nunca se benefició directamente de su posición y, en efecto, es posible que ni siquiera conozca la extensión del capital amasado por su familia.

Aún se recuerda el discurso de Wen durante el congreso nacional este año en el que abogó por la honestidad y el no abuso del poder. Pero ahora, su proclama de rectitud podría costarle su influencia política, no por sus acciones sino por las de su familia, empresaria y millonaria.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.