Se resolvió la increíble pelea por las monedas de la Fontana di Trevi

Cerca de 1,5 millones de euros se recogen todos los años de la fuente
Cerca de 1,5 millones de euros se recogen todos los años de la fuente Fuente: Archivo
Elisabetta Piqué
(0)
14 de enero de 2019  • 12:28

ROMA.- Después de que se desatara en los últimos días una controversia entre la comuna y la Iglesia católica por el destino de las monedas que suelen arrojarse a la legendaria Fontana di Trevi, la alcaldesa de esta capital, Virginia Raggi hoy finalmente dio marcha atrás.

Presionada por una polémica que fue in crescendo a raíz de la decisión de poner en práctica una ordenanza que indicaba que a partir del 1 de abril las monedas pasarían a dedicarse a la conservación de los monumentos de la ciudad, sin destinarse más a Cáritas, Raggi aseguró que todo seguirá como siempre. Es decir que las famosas monedas -que los turistas suelen arrojar, parándose de espaldas del popular monumento, pidiendo un deseo-, seguirán siendo utilizadas por Cáritas, la organización de la Iglesia católica que ayuda a pobres y necesitados.

"Cáritas y las miles de personas asistidas por sus voluntarios pueden quedarse tranquilos. Confirmo que las moneditas seguirán estando a disposición de las actividades caritativas del ente diocesano", anunció Raggi, en diálogo con L'Osservatore Romano, el diario de la Santa Sede. "Nadie nunca pensó privar a Cáritas de estos fondos", agregó, en su virtual marcha atrás.

La Fontana Di Trevi y el destino de su recaudación (las moneditas que los turistas tiran)

07:24
Video

En días pasados el diario Avvenire, de la Conferencia Episcopal Italiana, había salido con los tapones de punta a atacar la ordenanza de la alcaldesa en cuanto al manejo de las famosas monedas de la Fontana di Trevi, acusándola de quitarle "dinero a los pobres". Se estima que el año pasado de la fuente se "pescaron" cerca de 1,5 millones de euros (más de 1.700.000 dólares), una suma bastante importante.

Raggi, del antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5E) no sólo aseguró que todo este dinero seguirá siendo para Cáritas, sino que fue más allá y anunció que también irán a la entidad caritativa las monedas depositas en las demás fuentes de Roma, por un total de otros 200.000 euros al año.

Cada tres meses, Cáritas proporciona a la municipalidad un informe de cómo se gastan las monedas de la Fontana de Trevi: los registros indican que sobre todo sirven para proporcionar refugio a las personas sin hogar, un comedor social y la creación de los emporios de solidaridad o supermercados gratuitos para la población vulnerable.

Fue en 2001 el entonces alcalde romano, Francesco Rutelli, quien decidió destinar este nada desdeñable "botín" que suele recolectarse en la Fontana di Trevi a Cáritas, que recibió con gran satisfacción la noticia del cambio de idea.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.