Salvini intenta sumar a Orban a un pacto europeo soberanista

El ministro italiano trata de formar un frente populista en la Unión
Elisabetta Piqué
(0)
3 de mayo de 2019  

ROMA.- Con los ojos puestos en las elecciones para renovar el Parlamento Europeo del 26 de mayo, en la que espera dar un batacazo, Matteo Salvini, ministro del Interior y vicepremier del gobierno populista italiano, viajó ayer a Hungría para cortejar al primer ministro, Viktor Orban -como él, de derecha e impulsor de políticas antiinmigrantes-, con quien sueña formar una alianza soberanista con diversas fuerzas, que incluiría a la francesa Marine Le Pen.

Salvini no solo estuvo en Budapest, la capital de Hungría, sino que también se desplazó en helicóptero hasta Roeszke, pueblo de la frontera con Serbia, para ver en vivo y en directo el "muro" construido allí para detener la llegada de migrantes. "Ahora en la frontera entre Hungría y Serbia. Feliz de encontrar al nuevo premier Viktor Orban y ver con mis ojos con cuánta eficacia su gobierno contrasta la inmigración clandestina", tuiteó Salvini, como siempre muy activo en las redes sociales. "Felicito al premier Orban, que en modo rápido y eficaz ha asegurado el control de 600 kilómetros de frontera bloqueando los ingresos", agregó. Destacó además, vía Facebook, que "las posturas del gobierno italiano las y del húngaro son idénticas". "Estamos seguros de que también la nueva Europa, desde el 27 de mayo, protegerá las fronteras por vía terrestre como hace Hungría y por vía marítima como hace Italia, también revisando todos los acuerdos con los países extra Unión Europea (UE) que no colaboran con los planes de repatriación de inmigrantes clandestinos", afirmó.

En plena campaña electoral, y mientras los sondeos le auguran un éxito sin precedente en las urnas que asusta a la oposición de centroizquierda, Salvini apunta a crear en el Parlamento Europeo una alianza de partidos de derecha soberanistas y populistas. Se sumarían la francesa Marine Le Pen, líder de Reagrupamiento Nacional (RN, de extrema derecha), y otros partidos de la misma línea de diversos países. Aún no está claro si en verdad Orban quiere romper con el Partido Popular Europeo (PPE), el más importante del Parlamento y bloque del que fue suspendido temporalmente por sus políticas inmigratorias de mano dura.

Orban recientemente dijo que teme que el PPE pueda aliarse con los socialistas después de las elecciones. "El PPE se está preparando para llevar a cabo un suicidio político. Quiere atarse a la izquierda y hundirse de este modo hasta el fondo", dijo en una entrevista con La Stampa, en la que elogió sin medias tintas a Salvini, a quien definió como un "héroe que frenó primero la inmigración por vía marítima".

"Nosotros lo hicimos por vía terrestre", afirmó.

"El PPE debe mantenerse abierto a la colaboración con las derechas, como la de Salvini. Estoy convencido de que la UE necesita de una alianza de partidos contrarios a la inmigración", dijo ayer Orban en una rueda de prensa junto a su invitado ilustre, en la que adelantó: "Nuestro destino lo decidiremos después del voto. Pero si el PPE se alía con esa izquierda europea que pierde consensos, nosotros tomaremos nuestras decisiones".

El viaje del ministro del Interior italiano a Hungría para cortejar a Orban y sobre todo su visita junto a él al "muro" fronterizo antiinmigrantes por supuesto fueron muy criticados -incluso por los aliados del Movimiento Cinco Estrellas- y causaron rechazo en la oposición. "Ese muro es una mancha para una Europa unida. Los soberanistas aliados de nuestro vicepremier son solamente unos nacionalistas contrarios a la gestión europea de la inmigración y por lo tanto contrarios a los intereses italianos", denunció el exalcalde de Milán y candidato del Partido Democrático (PD, de centroizquierda) a las elecciones europeas Giuliano Pisapia.

"Es siniestro recordar cómo hace 30 años todos nos alegrábamos porque caía el muro de Berlín, pero ahora Salvini elogia este espanto querido por Orban. Pero esta idea de Europa no pasará", concluyó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.