Sigue la violencia: tres palestinos muertos en intentos de apuñalamientos a israelíes

Dos jóvenes y una mujer fueron abatidos después de intentar atacar con cuchillos a israelíes; Kerry habló por teléfono con Netanyahu y Abbas, en medio de la escalada
(0)
17 de octubre de 2015  • 12:24

HEBRÓN.- Tres palestinos -dos hombres y una mujer- engrosaron hoy el número de muertos por la escalada de violencia con Israel. En los tres casos, fueron abatidos tras intentar apuñalar a israelíes en Jerusalén Este y Hebrón, en Cisjordania ocupada.

Con estos ataques casi diarios desde el 1° de octubre, la espiral de violencia parece imparable y hace temer una nueva intifada en los territorios palestinos ocupados.

El primer ataque se produjo en Cisjordania, esta mañana, cerca del enclave judío del centro de Hebrón, donde 500 colonos israelíes viven bajo protección del ejército. Un palestino intentó apuñalar a un colono israelí, quien respondió disparando contra su agresor.

Las fuerzas de seguridad palestinas confirmaron la muerte del atacante, identificado como Fadel al Kawatsmi, de 18 años.

De inmediato, se produjeron enfrentamientos entre soldados israelíes y palestinos en la ciudad de Hebrón, una de las localidades donde las tensiones son mayores.

Minutos después, otro palestino fue abatido tras haber intentado apuñalar a un soldado israelí en el barrio de Armon Hanetsiv, en Jerusalén Este, según la policía.

Un palestino de 16 años sacó un cuchillo contra varios agentes cuando se le acercaron en Jerusalén y le pidieron su identificación después de que un transeúnte dijera que se comportaba de forma sospechosa, indicó la vocera policial Luba Samri. Los agentes abrieron fuego y lo mataron después de que él intentara atacarlos, añadió.

El incidente se produjo cerca del lugar donde dos hombres palestinos subieron a un colectivo esta semana y atacaran a los pasajeros con disparos y puñaladas, matando a dos de ellos.

Poco después, una mujer palestina fue abatida tras intentar apuñalar a una policía israelí en la ciudad vieja de Hebrón.

La mujer se acercó a un puesto de guardias fronterizos israelíes en el enclave judío del centro de Hebrón e intentó apuñalar a una agente, hiriéndola ligeramente en la mano. La soldado disparó y mató a la agresora, según la policía israelí.

Espiral de violencia

Los disturbios comenzaron el mes pasado con el año nuevo judío, alimentados por los rumores sobre que Israel se preparaba para tomar el control de la Explanada de las Mezquitas, el lugar de culto más disputado de Jerusalén y considerado sagrado tanto por musulmanes como por judíos.

Los judíos lo conocen como Monte del Templo. Los musulmanes lo consideran el tercer santuario más sagrado del islam, y es además un símbolo nacional clave para los palestinos.

Israel ha negado las acusaciones, y afirmado que no tiene planes de cambiar la situación en el lugar, donde se permite acceder pero no orar a los judíos. El temor de los palestinos deriva de un creciente número de judíos que visitaron el complejo en los últimos meses, especialmente durante feriados religiosos, animados por grupos activistas judíos y miembros del gobierno.

La espiral de violencia han dejado 40 palestinos muertos, muchos de ellos autores de atentados, y centenares de heridos, y del lado israelí siete muertos y decenas de heridos. Desde el 9 de octubre los disturbios se extendieron a la Franja de Gaza.

Ayer, decenas de palestinos incendiaron la Tumba de José, un lugar venerado por los judíos en Naplusa, en el norte de Cisjordania ocupada, en una tensa jornada de movilización en la que murieron cuatro palestinos.

Las conversaciones de paz se rompieron en 2014 por la construcción de asentamientos israelíes en Cisjordania y Jerusalén Oriental, áreas en las que los palestinos quieren establecer un estado, y después de que el presidente palestino, Mahmoud Abbas , enfureciera a Israel al llegar a un acuerdo de unidad con el grupo islamista Hamas en Gaza.

La última gran confrontación fue el conflicto de Gaza entre Israel y Hamas a mediados de 2014, en el que murieron alrededor de 2100 palestinos, la mayoría civiles, y 73 israelíes, casi todos soldados.

Kerry, entre Netanyahu y Abbas

El secretario estadounidense de Estado, John Kerry, mantuvo una conversación telefónica por separado con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, para pedirles que hagan lo posible para restaurar la calma, informó un diplomático estadounidense. Kerry y Netanyahu se reunirán la próxima semana en Alemania.

También, el presidente estadounidense Barack Obama se declaró "muy preocupado" y condenó "cualquier violencia contra inocentes".

"A largo plazo, el único medio por el que Israel puede verdaderamente garantizar su seguridad, y el único medio por el que los palestinos pueden realizar las aspiraciones de su pueblo, son dos Estados conviviendo juntos en paz y seguridad", reiteró Obama.

Agencias AFP, AP y Reuters

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.