Las crecientes desigualdades sociales, una amenaza para la globalización

Lo advirtió el Foro de Davos en su informe anual sobre los riesgos que enfrenta el mundo
(0)
13 de enero de 2012  

DAVOS, Suiza.- El creciente malestar contra los elevados niveles de desigualdad global, manifestado por movimientos como Ocupa Wall Street o la "primavera árabe", se transformó en una severa amenaza para el avance de la globalización y las economías mundiales.

La fuerte advertencia emergió ayer en el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), grupo que anualmente reúne en la ciudad suiza de Davos a los hombres y mujeres más poderosos del mundo.

Las fuertes disparidades en los ingresos y las débiles finanzas públicas se ubicaron como las principales amenazas económicas que enfrenta el planeta en la próxima década, según el informe anual publicado por el foro sobre los riesgos globales.

El documento, de 60 páginas, se conoció dos semanas antes del encuentro formal de líderes y empresarios, y proyecta un cuadro sombrío frente a un mundo cada vez más incierto.

El creciente desempleo juvenil, los problemas que tienen los jubilados para retirarse en Estados agobiados por deudas y la elevada brecha de ingresos sembraron las "semillas de una antiutopía", describe el informe, que consultó las opiniones de 469 expertos y líderes industriales.

Por primera vez en generaciones, la gente ya no cree que sus hijos tendrán un mejor estándar de vida. "Esto necesita una atención política inmediata, de otra manera la retórica política que responde a este malestar social generará nacionalismos, proteccionismo y un retroceso del proceso de globalización", dijo el director del foro, Lee Howell.

Los niveles insostenibles de deuda pública en muchos países también fueron mencionados como una amenaza importante en los dos informes previos del foro sobre los riesgos mundiales. La naturaleza crónica de los desequilibrios fiscales hace que este asunto permanezca en el foco de la atención mundial, según el foro.

Desde el último encuentro en Davos, la crisis de la zona euro se esparció y profundizó, lo que llevó a cambios de gobierno en Grecia e Italia. A Estados Unidos no le fue mucho mejor tampoco, ya que en agosto pasado la agencia Standard & Poor’s le quitó su calificación de deuda AAA por su delicada situación fiscal.

Debates

En vista de esto, habrá más atención que nunca en el encuentro de este año sobre las fallas de la economía de mercado, incluyendo discusiones sobre el futuro del capitalismo, un tema fuera de la agenda en los años previos a la crisis financiera de 2008.

Durante las últimas cuatro décadas, el encuentro de Davos, que reúne a los políticos, empresarios y economistas más influyentes del mundo, se ha vuelto sinónimo de globalización.

En este contexto de sombríos pronósticos para la estabilidad mundial, el Pew Research Center, de Estados Unidos, reveló ayer que la creciente tensión entre ricos y pobres y el consecuente conflicto social se convirtieron en la principal preocupación de los norteamericanos, y desplazaron a un segundo plano a temas calientes como el racismo o la inmigración.

El informe sostiene que los jóvenes, los demócratas y la gente de raza negra siguen a la cabeza de aquellos que no comparten las diferencias entre ricos y pobres. Sin embargo, en los últimos dos años, según PEW, los blancos, la clase media y los independientes fueron los grupos que registraron el incremento más importante entre los que sostienen esta visión. Así, el 66% de los norteamericanos tiene la percepción de un "serio conflicto" entre ricos y pobres.

Agencias AP y Reuters

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.