Nuevos choques entre manifestantes y el ejército. Tailandia: "Casi una guerra civil"